2 de noviembre de 2015 00:00

Miller Bolaños mantiene en pelea a Emelec en el Campeonato Nacional

Festejo de Miller Bolaños en su tercer gol contra Universidad Católica en el Estadio Atahualpa. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Festejo de Miller Bolaños en su tercer gol contra Universidad Católica en el Estadio Atahualpa. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Álex Puruncajas
apuruncajas@elcomercio.com

Solo los futbolistas que marcan tres o más goles en un mismo partido se llevan el balón a su casa. Esto no está escrito en los reglamentos de ningún torneo del mundo, pero los jugadores y los árbitros saben que es algo que se tiene que cumplir.

Por eso, el árbitro Roddy Zambrano le entregó la pelota al delantero Miller Bolaños, al final del partido entre Universidad Católica y Emelec en el estadio Olímpico Atahualpa. Con las tres anotaciones del goleador, los eléctricos se impusieron 3-0 sobre el ‘Trencito Azul’, subieron a la segunda posición de esta etapa y dieron una señal de que pelearán en lo que resta de partidos para llegar a la final frente a Liga de Quito.

El árbitro Zambrano, con el balón entre sus manos, esperó a que Miller se acercara al centro de la cancha, donde se encontraba con sus asistentes de línea. Ahí, el réferi le entregó el esférico al atacante que lo recibió con tranquilidad.

Luego, el ‘Killer’ se dirigió al camerino sur del escenario, mientras una multitud de aficionados de Emelec (5 306 personas pagaron boleto) entonaban el cántico: “¡Queremos la copa!, ¡queremos la copa!”.

Este gesto del árbitro no tomó por sorpresa a los futbolistas que se encontraban en la cancha. Bolaños hizo méritos para marcar su primer ‘hat-trick’ de la temporada y el tercero de su carrera. Pero esta vez fue diferente: hizo los tantos que sirvieron para que su equipo mantenga las posibilidades de ganar la etapa.

Miller ahora es un goleador letal. Hace seis años era diferente. Entonces, en Liga de Quito, se destacaba más por su habilidad para eludir rivales y habilitar. En ocasiones remataba desde media distancia o dentro del área. Ahí, cedía el protagonismo a otros delanteros como Walter Calderón.

En estos seis años se transformó. En el 2009 hizo solo seis goles con LDU. Al año siguiente marcó nueve. En el 2010 también concretó nueve, mientras que en el 2011 hizo solo tres. Luego, salió al fútbol de Estados Unidos hasta que retornó al conjunto eléctrico. En este plantel, de la mano del técnico Gustavo Quinteros, se volvió goleador: el año pasado hizo 19 tantos. Ayer, igualó esa cifra con su ‘hat-trick’.

Esta temporada, solo Carlos Garcés, Ismael Blanco, Luis Bolaños, Esteban Solario, Bruno Vides y Daniel Néculman han marcado tres conquistas en el Campeonato. Miller se unió ayer a ese grupo.

Su progreso se demostró en cada jugada. Junto a su socio de ataque, Ángel Mena, el esmeraldeño dio muestras de que sabe cómo aguantar la marca de los zagueros rivales. Antes de marcar su primera conquista no se dejó tumbar por el defensor Robert Arboleda, mantuvo el control del balón y esperó a que el golero Hernán Galíndez saliera para definir.

En su segundo tanto, se ubicó entre dos zagueros de la Católica para recibir el balón y anotar sin marcas. Mientras que en el tercero hizo un lujo: remató desde fuera del área sobre el arquero Galíndez.

En el palco un emocionado Nasib Neme aplaudía cada uno de sus tantos. El dirigente evitó pronunciarse sobre el futuro del atacante, pero existen opciones para que él deje el plantel y emigre al exterior en la próxima temporada.

Su empresario, Jorge Chamorro, analiza las ofertas que existen por el atacante. Él está pendiente de las noticias y por esto, incluso, ha generado polémica. El miércoles anterior no jugó el partido de su club ante El Nacional. Entonces, el DT Omar de Felippe justificó su ausencia al decir que “Miller tenía un problema que resolver con el club”.

Este domingo (1 de noviembre del 2015), en cambio, lo elogió. Aseguró que su aporte fue clave para derrotar a Católica que aspiraba a ser el líder. Pero el equipo de Jorge Célico abusó del toque y no tuvo marca en el medio campo, lo que posibilitó los avances de Bolaños y los rápidos Ángel Mena, Robert Burbano y Marcos Mondaini.

Así, con esos goles, Emelec sumó 29 puntos (+13) y subió el segundo lugar detrás del líder Liga de Quito 30 puntos (+14).
Católica bajó al tercer lugar (29 +5) de la segunda etapa. Con estos puntajes y a falta de seis fechas, el torneo mantiene en suspenso a sus hinchas.

Los goles de Miller en 2015:

19 en el Campeonato Nacional
6 en Copa Libertadores
5 en Copa Sudamericana
1 en Eliminatorias mundialistas
2 en Copa América

Total
: 33 goles

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)