3 de agosto de 2017 00:00

Michela Molina apunta a los Bolivarianos

Michela Molina (centro), durante su participación en el Panamericano de Ciclismo de Montaña que se desarrolló en abril pasado en Colombia, donde alcanzó medalla de oro

Michela Molina (centro), durante su participación en el Panamericano de Ciclismo de Montaña que se desarrolló en abril pasado en Colombia, donde alcanzó medalla de oro. Foto: Archivo personal de la ciclista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe

Con la medalla de oro alcanzada en la Copa América de Ciclismo de Montaña, que se desarrolló en Lima (Perú), Michela Molina confirmó que está en constante evolución. Su meta para este año es subirse al podio en los Juegos Bolivarianos, que serán en noviembre en Santa Marta, Colombia.

En el Circuito ‘El Prado’, ubicado en la localidad de Pachacamac, la ecuatoriana registró una hora, 14 minutos y 40 segundos (1:14:40). Sacó una significativa diferencia a las chilenas Fernanda Castro (1:20:50) y María Scott (1:36:28), quienes lograron las preseas de plata y bronce.

Vicente Molina, su padre y entrenador, está optimista con los progresos de Michele. A su criterio, se debe al esfuerzo diario de la deportista, así como al respaldo científico de los profesionales del Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento de Cuenca.

En ese grupo está el médico Fabián Sanmartín, quien este año empezó hacer un seguimiento más estricto de su preparación para determinar la evolución de su rendimiento. Previamente se realizó una evaluación funcional integral de la ciclista, que comprende los aspectos nutricionales, antropométricos y otros.

Según Sanmartín, el propósito de las evaluaciones técnicas y científicas es determinar la real condición física de todos deportista. Una vez conocidos los resultados y de considerarse oportuno, se sugiere modificaciones en el plan de entrenamiento. “La idea es que alcance su máximo rendimiento lo más pronto posible”.

La ciclomontañista asiste a las evaluaciones cada dos o tres semanas, como lo hacen otros seleccionados de alto rendimiento. Ella llegó anteayer de Lima y de inmediato se incorporó a los entrenamientos en las montañas de la capital azuaya. También, prioriza la parte física y el trabajo de multifuerza en el gimnasio.

Molina adelantó que el próximo reto de su hija es el Open Internacional de Ciclismo de Montaña que se realizará en septiembre en Montevideo, Uruguay. Este certamen será parte de su preparación con miras a los Juegos Bolivarianos, en donde competirá en las pruebas de ruta y montaña.

Hace cuatro años, Michela ya intervino en los Bolivarianos de Trujillo, Perú. Allí terminó cuarta y su aspiración ahora es alcanzar una medalla. Ella está consciente de la calidad de sus rivales, especialmente colombianas, argentinas y chilenas.

La ciclista cuencana de 24 años empezó a sumar títulos nacionales a partir del 2005 y tiene éxitos internacionales desde el 2007. En abril pasado, en Colombia, fue campeona panamericana en la modalidad Eliminator. Daniel Roura, otro ecuatoriano, ganó bronce en la Copa América, en la categoría élite.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)