28 de agosto de 2017 10:21

Las metas de Nadal: mejorar su juego, cuidar el uno y ganar el torneo

El tenista Rafael Nadal en una rueda de prensa previo al inicio del US Open

El tenista Rafael Nadal en una rueda de prensa previo al inicio del US Open. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Recuperar su mejor tenis, sostener el número uno del ranking mundial y ganar su tercer Abierto de Estados Unidos: en esos tres puntos se podrían resumir los objetivos a corto plazo de Rafael Nadal, que mañana debutará ante el serbio Dusan Lajovic en el último Grand Slam del año.

Después de una temporada sobre arcilla fantástica en la que encadenó los títulos de Barcelona, Madrid, Montecarlo y Roland Garros y sólo perdió un partido ante el austríaco Dominic Thiem en Roma, a Nadal todavía le está costando encontrar esas mismas sensaciones en el cemento. Las prematuras eliminaciones ante el joven canadiense Denis Shapovalov en Montreal y ante el australiano Nick Kyrgios en Cincinnati significaron un pequeño llamado de atención que Nadal no quiere pasar por alto.

"Lo único que me importa es trabajar bien y estar listo para el primer partido para jugar un buen torneo. Esa es mi meta", remarcó el número uno del mundo, que la debe empezar a cumplir desde mañana, cuando en el tercer turno de la pista central se mida ante Lajovic, un rival al que le ganó la única vez que lo enfrentó. La sintonía fina en la preparación de la semana estuvo en la devolución de servicio, con mucha práctica junto a su entrenador Carlos Moyá.

Parado un metro dentro de la cancha, Moyá sacaba a diferentes alturas y velocidades para que Nadal restara buscando anticipar la llegada de la pelota. Será clave para su andar en el torneo. "Necesito ganar unos partidos para estar de nuevo al 100 por ciento de confianza", explicó el español, que siente que este regreso a lo más alto del ranking es un poco diferente a las anteriores de 2008 y 2013, cuando realmente jugó su mejor tenis.

"La primera vez que ascendí fue más especial que esta porque en 2008 hice grandes cosas", recordó Nadal."Merecía llegar a esa posición. Sucedió y fue increíble. En 2013 disfruté mucho por haber vuelto de las lesiones, fue una temporada sensacional. Esta vez, bueno, estoy feliz por cómo he jugado en el año, he disfrutado de casi todos los torneos en que he participado", aseguró el español, que ganó en Flushing Meadows en 2010 y 2013.

Desde su entorno, son conscientes que el regreso al número se debe a su buen presente, pero que a la vez se dio junto con los problemas físicos de Novak Djokovic y Andy Murray. "El acierto de Rafa se ha juntado con el bajón de Murray y Djokovic", aseguró Moyá, que igualmente valora la tarea de su pupilo.

"Tener la opción de llegar al número uno no dependía tanto de Nadal, perola parte que nos tocaba intentamos siempretenerla controlada al máximo", explicó el coach, pieza vital en la recuperación del jugador desde el año pasado a ahora. Pero además de volver a su mejor nivel, Nadal deberá prevalecer en el duelo mano a mano ante Roger Federer si pretende seguir en la cima del ranking. "Cada torneo a partir de ahora es muy importante para intentar retener el número uno durante el máximo tiempo posible", expresó.

La lógica indica que si ambos cumplen su parte, los espera una semifinal con premio doble: el uno asegurado y el pasaje a la final. Claro que el campeón de 15 Grand Slam prefiere otro desenlace, no tan complicado como un duelo ante el suizo, que además sería el primero en un US Open."Si llegó a las semifinales, no. Prefiero jugar contra otro. Es obvio, ¿no? Suena muy bien un partido así, pero lo real es que prefiero enfrentarme contra otro jugador, más fácil si es posible", señaló Nadal con una sonrisa.

Querido o no, los aficionados y la prensa ya comienzan a palpitar ese hipotético duelo con casi dos semanas de anticipación, pero el español no cambia su mirada."Sé que quieres oír lo contrario, que me encantaría jugar con él, pero no. Es claro que entiendo que va a ser genial para nuestra historia y, si llega a suceder, será algo grande y asombroso", resaltó el diez veces campeón de Roland Garros. Pero para poder llegar a ese momento, Nadal sabe que debe cumplir antes su primer objetivo, que es recuperar su tenis. Si lo logra, recién ahí podrá enfocarse en los otros dos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)