26 de agosto de 2017 15:06

Messi falló un penal, pero luego anotó dos goles para el triunfo del Barcelona 

El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Messi remata ante Deportivo Alavés en el estadio de Mendizorroza. Foto: David Aguilar/ EFE

El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Messi remata ante Deportivo Alavés en el estadio de Mendizorroza. Foto: David Aguilar/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 21
Agencia DPA

Dos goles del astro argentino Lionel Messi solucionaron los problemas del Barcelona hoy ante un corajudo Alavés en el estadio de Mendizorroza de Vitoria, donde el conjunto azulgrana se impuso por 2-0 para sumar su segunda victoria en la Liga española de fútbol.

Tras fallar un penal en el cierre de la primera etapa, Messi apareció en todo su esplendor en el inicio del segundo tiempo con un doblete en el minuto 54 y 65.

El Barcelona dominó en el arranque del partido, aunque poco a poco fue cayendo en la telaraña rival. En los primeros minutos, el conjunto azulgrana se deshizo con relativa facilidad de la presión inicial del Alavés.

Con un fútbol pausado y paciente, el Barcelona se hizo pronto con el control y comenzó a llegar con peligro gracias a un activo Gerard Deulofeu y a la amenaza constante de Messi.

El canterano, cuya plaza en el once titular ocupará presumiblemente el flamante fichaje Ousmane Dembélé, Messi y un clarividente Andrés Iniesta probaron los reflejos de arquero del Alavés, el exmadridista Fernando Pacheco, con disparos desde el borde del área.

El equipo vasco, impotente, incapaz de superar el centro del campo del Barcelona, optó por jugar en largo para aliviar la presión del conjunto de Ernesto Valverde. Durante el primer cuarto de hora, los locales alcanzaron un paupérrimo porcentaje de pases con éxito del 51 por ciento.

La abrumadora posesión del esférico del Barcelona acabó por cortocircuitar por completo el fútbol de un inoperante Alavés que parecía esperar con resignación el primer tanto visitante. Fueron sin embargo los locales quienes protagonizaron a la media hora de juego la mejor ocasión del choque. Rubén Sobrino interceptó un pase de Gerard Piqué y se plantó en solitario en el área de Marc-André ter Stegen, que desbarató con el pie el mano a mano.

La oportunidad encorajinó a un Alavés que animado por su público abandonó por fin su campo para aproximarse el área del Barcelona. No obstante, a los 37 minutos, el árbitro sancionó con penal un forcejeo entre el central brasileño del Alavés, Rodrigo Ely, y Pique, que intentó una chilena en el área tras un saque de esquina.

Pacheco, sobrio y seguro, evitó el tanto de Messi desde los once metros con una atajada felina. Apoyado en su ardor defensivo, la gran actuación de su guardameta y la hasta entonces eficaz vigilancia sobre Messi, el Alavés consiguió llegar con vida al descanso ante un Barcelona dominador pero poco profundo, sorprendido por el coraje del conjunto vasco, que pudo incluso marcar en el primer minuto de la reanudación si Manu García alcanzaba un centro de Ibai Gómez al que no llegó por centímetros.

Sin embargo fue el Barcelona quien finalmente golpeó primero. A los 54 minutos, Jordi Alba recibió dentro del área un pase interior de Iniesta y sirvió a Messi, que disparó con violencia tras anticiparse a su defensor para romper el empate después de que el balón golpeara en un defensa.

Fue el gol 350 de Lionel Messi en la Liga española. Con ventaja en el marcador, el Barcelona intensificó su dominio. Fruto del desconcierto del Alavés llegó el segundo tanto de Messi.

Wakaso y Alexis
trataron de salir con el balón jugado desde la defensa en una jugada embarullada y regalaron un balón franco al "10" argentino dentro del área. Messi no perdonó y sentenció el encuentro ante Pacheco a los 65 minutos.

El propio Messi pudo ampliar la ventaja con un lanzamiento al larguero desde el borde del área a falta de un cuarto de hora para la conclusión. Es el cuarto disparo al poste del argentino en los dos partidos disputados del campeonato. Fue la última ocasión de un encuentro en el que debutó el pivote brasileño Paulinho con la camiseta azulgrana.

Con este triunfo, el Barcelona, que encadena desde la pasada campaña nueve victorias consecutivas, es colíder provisional de la Liga española, aunque con peor diferencia de gol que la Real Sociedad de San Sebastián, en la cima de la tabla.

El Atlético de Madrid cierra la jornada sabatina en Las Palmas. El Real Madrid y el Valencia, que juegan este domingo el ultimo encuentro de la segunda fecha del campeonato en el Santiago Bernabéu, lucharán por igualar al Barcelona y a la Real Sociedad en la cima del torneo. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)