31 de agosto de 2016 00:00

Maribel Caicedo y Marcos Herrera dan nuevos bríos al atletismo ecuatoriano 

Marcos Herrera rompió un récord de más de 17 años en el atletismo ecuatoriano. Foto: EL COMERCIO

Marcos Herrera rompió un récord de más de 17 años en el atletismo ecuatoriano. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Manuel Quizhpe

Un récord nacional juvenil registrado hace 17 años, en la prueba de 110 metros con vallas, fue pulverizado por el pichinchano Marcos Herrera. Lo alcanzó en la pista del estadio cuencano Jefferson Pérez, en la primera jornada atlética de los Juegos Nacionales Prejuveniles y Juveniles.

El récord estuvo en poder del velocista esmeraldeño Jackson Quiñónez, quien a partir del 2006 se nacionalizó español. Su marca era de 14.26 segundos, impuesta el 10 de octubre de 1999 en Concepción, Chile. Herrera, en Cuenca, mejoró con tres centésimas (14.23) y aportó con una medalla de oro para Pichincha.

Las preseas de plata y bronce fueron para Ian Corozo y Cristian Gómez, de Guayas y Santa Elena, en ese orden. Ellos cronometraron 14.98 y 18.76. La carrera se desarrolló bajo un sol radiante, con la presencia de atletas de las 24 provincias. Unos competían en salto largo y alto, otros se encontraban en los graderíos e incluso en los exteriores del escenario.

Herrera, nacido el 30 de junio de 1999 en Machala, no ocultó su felicidad y con paciencia atendió a los medios escritos y televisivos. Su padre, Orley Herrera, elevó sus manos al cielo, confesó ser cristiano y aseguró que “toda la gloria es de Dios”. En febrero pasado, Marcos dejó a su familia y a sus amigos para radicarse en Quito.

Allí, tras afiliarse a Concentración Deportiva de Pichincha, empezó a entrenar con Henry Vizcaíno, quien lo ve como un talento del atletismo ecuatoriano. Él tiene grandes aspiraciones con su dirigido para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. “Si Dios nos permite y las cosas nos salen bien, puede ser finalista olímpico”.

Cuando Quiñónez impuso el récord nacional juvenil en 1999, Herrera tenía tres meses de edad. Por ello, el atleta de 17 años se enorgullece y comparte el criterio de su técnico sobre su sueño de clasificar a Tokio 2020. Hace dos meses también impuso un récord nacional prejuvenil (13.88).

Maribel Caicedo es una de las atletas ecuatorianas con mejores proyecciones. Foto: EL COMERCIO

Maribel Caicedo es una de las atletas ecuatorianas con mejores proyecciones. Foto: EL COMERCIO

En damas, sobresalió la campeona mundial de menores en los 100 metros con vallas, Maribel Caicedo. Ella, en esa prueba, no tuvo problemas para aportar a Guayas con una medalla de oro. Las de plata y bronce fueron para su coterránea Inara Cortez y la pichinchana Jennifer Condo.

Caicedo también se mostró amable con los pocos reporteros de los medios presentes en el escenario. La competencia fue parte de la preparación para el Sudamericano Sub 23 que se realizará desde el 24 de septiembre en Lima, Perú. Con ese certamen terminará la temporada 2016.

Para el próximo año tiene previsto entrenar y estudiar terapia física en una de las universidades de Guayaquil. Ella está consciente de lo complicado que resulta cumplir las dos actividades; sin embargo, la asume como un reto. Tampoco descarta el sueño de representar al país en los Juegos Olímpicos en Tokio 2020.

En otros resultados, el cotopaxense Luis Catota alcanzó la medalla de oro en los 10 000 metros; mientras en impulsión de la bala ganó Álvaro González, de Orellana.

Este miércoles se cumple la segunda jornada, desde las 08:00. El jueves se cumplirá la tercera y última programación. En el cierre del certamen competirá el marchista pichinchano Jonathan Amores, subcampeón mundial juvenil. La prueba de 10 000 metros será a las 08:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)