7 de enero de 2018 00:00

Marcos Cangá volvió al fútbol de Pichincha tras cinco años

Marcos Cangá (centro) lleva el balón durante su primer entrenamiento del año. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Marcos Cangá (centro) lleva el balón durante su primer entrenamiento del año. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción Deportes
(D)

Marcos Cangá fue uno de los primeros jugadores nuevos en ser anunciado como fichaje de Independiente. Su contratación se concretó unos días antes de la final del torneo 2017 y hasta ese momento, el lateral derecho prefirió no pronunciarse sobre el tema.

Ahora, que ya empezó la pretemporada, Cangá está emocionado. Hace cinco años que no pertenecía a un club pichinchano. La última vez fue en El Nacional y no tuvo la oportunidad de debutar.

Esta vez será distinta. Ya es un jugador consolidado y espera tener su revancha con los rayados del Valle.

“Vine a Independiente porque necesitaba cambiar de aire. En Manta jugué en la Segunda Categoría, Serie B y Serie A. Todo con la camiseta del Delfín”, sostiene Cangá.

Su adaptación a la ciudad y al club será rápida. En Independiente se reencuentra con Efrén Mera y Maximiliano Barreiro. Los tres fueron compañeros en el cuadro cetáceo en el 2016, cuando los manabitas salvaron la categoría. “Es bueno tener conocidos en un club nuevo. Esto ayudará a la adaptación”, dijo el lateral que el año pasado jugó 43 partidos y anotó un gol.

En estos días vivirá en el complejo de Chillo Jijón. Esto, mientras espera que le entreguen la casa que consiguió en Sangolquí. Su vivienda estará ubicada en la misma cuadra que la de Kener Arce.
Su esposa María José Zambrano lo acompañó durante el primer día en la Sierra. Ambos se acomodaron en un hotel cerca del complejo hasta el viernes en la mañana.

“Mi familia ha sido un apoyo total en este cambio. Mi llegada al Independiente se dio porque todos estuvimos de acuerdo. Espero que nos estabilicemos para que mi esposa se quede conmigo. Hasta el momento estará en Portoviejo”, dice el jugador esmeraldeño de 29 años.

La primera charla con el DT argentino Gabriel Schürrer fue cordial. El estratega les pidió a todos los jugadores compromiso y dedicación. Sobre todo en la etapa de pretemporada. El plan es dejar al equipo en plenitud de condiciones para afrontar la doble competencia del año (Campeonato Nacional y Copa Libertadores).

A Cangá no le importó dejar de jugar la fase de grupos de la Copa. Siente que en el conjunto negriazul tendrá más oportunidades de mostrarse a nivel internacional y que su nuevo club acapara más atención.

Su objetivo es llegar a la Selección y después dar salto al fútbol internacional. Pero para ello, tendrá que esforzarse el doble de lo que hizo en Manta, con el Delfín.

“Llegue al club para triunfar. Espero dar todo y hacer una buena pretemporada”, esas fueron las primeras declaraciones de él, durante su presentación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)