22 de octubre de 2017 00:00

Un marchista indígena busca imitar a Jefferson Pérez

El marchista, de 16 años, se entrena en Guaranda. Foto: Federación deportiva de Bolívar

El marchista, de 16 años, se entrena en Guaranda. Foto: Federación deportiva de Bolívar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 33
Redacción Sierra Centro
(F - Contenido Intercultural)

Óscar Patín es considerado como una de las promesas deportivas de Guaranda en la marcha atlética. Los entrenadores de la Federación Deportiva de Bolívar (FDB) destacan su resistencia física y técnica, que le permite alcanzar un nivel óptimo para obtener los primeros lugares en los Juegos Nacionales y los campeonatos de su categoría.

Según Danilo Llumiguano, entrenador de atletismo de la FDB, la responsabilidad en los entrenamientos y su inspiración por superarse le permiten alcanzar este nivel.

El formador de la FDB explica que Patín proviene de una familia humilde donde los esposos Toribio, de 76 años, y María Rosa Manobanda, de 56 años, procrearon a nueve hijos.

Ellos viven en la comunidad indígena de San José de Tablón, ubicada a 20 minutos de la parroquia Guanujo, en Guaranda. El atleta, el penúltimo hijo de la pareja de agricultores, es el único que practica una actividad deportiva de la federación.

“El talento de Óscar es único y no podemos desperdiciar su técnica. El atleta quiere superarse para ayudar a su familia y el deporte le está ayudando para lograr su meta”, asegura el monitor.

Los entrenadores reclutaron al marchista en un selectivo escolar en el 2014. El joven estudiaba en la escuela Marcos L. Durango y en una de las aulas se les indicó a los niños de la comunidad a los mejores exponentes del deporte nacional y que han participado en los Juegos Olímpicos.

El medallista Jefferson Pérez llamó la atención de Patín al conseguir la medalla de oro en los 20 kilómetros marcha de las Olimpiadas en Atlanta (EE.UU.) en 1996. Otro de los logros del atleta azuayo fue adjudicarse la medalla de plata en las Olimpiadas de Pekín 2008 y obtener los campeonatos mundiales de marcha en 20 km, en París 2003 (Francia), Helsinki 2005 (Finlandia) y Osaka 2007 (Japón).

“Óscar nos dijo que quería alcanzar ese nivel y lograr sus éxitos mundiales. Hemos conversando con el marchista para que siga el proceso y los resultados se verán en los próximos años”, dice Llumiguano.

El marchista se entrena de lunes a jueves de 06:00 a 10:00 en la pista atlética de la federación, ubicada al occidente de Guaranda. Los viernes práctica por los chaquiñanes y calles de tierra de las comunidades de Guanujo. Además del recorrido de 17 kilómetros que lo hace desde su casa hasta el escenario deportivo.

El entrenamiento lo hace sin descuidar sus estudios en la Unidad Educativa Pedro Carbo y apoyar a sus ancianos padres con las labores del campo y el ganando. Uno de los logros del marchista ha sido ubicarse en la cuarta posición en los Juegos Nacionales Prejuveniles realizados en Guayaquil.

“Fuimos la sorpresa en la primera ronda de los prejuveniles al conseguir el primer lugar y dejar en otras posiciones a los atletas de la ciudad anfitriona y Pichincha. Estamos por buen camino y esperamos alcanzar posiciones estelares en los próximos años”, asegura Llumiguano.

Ante estos logros, la FDB le otorgó al deportista indígena una beca deportiva. La institución se encarga de entregarle zapatillas, medicinas y la alimentación.

Tania Carvajal, presidenta de la FDB, indica que el proceso alcanzado entre el equipo de metodología con los entrenadores es el adecuado. “A pesar de su situación económica tiene todas las posibilidades para ser un deportista con grandes logros”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (0)