24 de agosto de 2017 00:00

Macará se financió con USD 3 millones y apostó a los juveniles

El volante Ronal De Jesús (5) es uno de los titulares habituales en el medio campo

El volante Ronal De Jesús (5) es uno de los titulares habituales en el medio campo. Foto: Agencia API para El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Mauricio Bayas
Redactor. (D)

"Queremos un delantero que no sea caro y que tenga las características de Maximiliano Barreiro”. Ese pedido lo hizo Héctor Salazar, vicepresidente de Macará, a inicios de año, al empresario de futbolistas argentino Marcelo Arias, quien también es su amigo desde hace tiempo.

Así llegó al plantel celeste la carpeta de Juan Manuel Tévez. El preparador físico del club, el exfutbolista argentino David Sánchez, conoció al ‘Búfalo’ Tévez y hasta lo enfrentó.

Sánchez indagó datos con los entrenadores de clubes argentinos y animó a los directivos a su contratación. El atacante, quien cumplirá 30 años el lunes, lleva 13 tantos en el torneo. Él ha sido clave en los 11 juegos consecutivos que lleva Macará sin perder.

Los otros tres extranjeros también llegaron por recomendación del director técnico Paúl Vélez.  Al golero argentino Osvaldo Cabral, por ejemplo, lo conoció en las Águilas de Colombia, en un juego de la Sudamericana. El DT le hizo un seguimiento y pidió su vinculación.

El paraguayo Óscar Ayala se le hizo familiar en Liga de Loja y tampoco dudó en contratarlo. Diego Benítez tenía antecedentes por su juego en la Universidad Católica.

Así se fue construyendo el Macará 2017. Con salarios que
no superan los USD 10 000 por futbolista.

Otra de las decisiones que influenciaron en la campaña del club (es tercero en la segunda etapa y cuarto en la acumulada) fue mantener la base del plantel que obtuvo el campeonato de la Serie B, en el 2016. Fue un pedido del DT Vélez.

“Contratamos futbolistas que estaban dentro del presupuesto. Vélez pidió a Armando Gómez, Galo Corozo, Carlos Espinoza”, detalla Salazar.

De la nómina de 34 futbolistas que se entrenan, Macará sostuvo a 17 del 2016. Contrató a otros 17, incluidos los cuatro foráneos. Una de las prioridades del DT fue retener a Carlos Feraud, Carlos Arboleda, Ronal Champang, Ronal De Jesús… claves en el ascenso.

Vélez es un pilar en el momento del club. Él llegó en el 2015, con un proyecto ambicioso. El primer objetivo era ascender. Y lo logró. Hasta influyó en las contrataciones y en el arreglo de los contratos de los futbolistas. A ellos les vendió la idea de jugar la Libertadores y les pidió que se ajustaran a la oferta económica.

“Estaba sin equipo y el ‘profe’ me llamó. Era un proyecto ambicioso y el sueño es ir a un torneo internacional”, dice el lojano Feraud, el capitán.

Con un presupuesto de USD 3 millones, Macará empezó el año con cuatro objetivos: ­salvar la categoría, ir a la Suda­mericana, la Libertadores y el cuarto, el más anhelado, el campeonato nacional.

El club, que mañana cumplirá 78 años, se financió con derechos de TV (USD 850 000), auspiciantes como la Cooperativa San Francisco, Gatorade, Mutualista Pichincha, Boma y las taquillas. Además, 1 000 socios adquirieron los abonos para los juegos de local en el estadio Bellavista.

Miller Salazar, el presidente, visita todas las semanas el complejo. Él es otro pilar en el manejo administrativo. Asumió el equipo en el 2011, con un déficit de USD 3,5 millones.

Con presupuestos bajos promovió a futbolistas como Arturo Mina. También tiene porcentajes en los derechos de Michael Estrada (40%) y John Cifuente (50%), quienes están en otros clubes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)