1 de agosto de 2014 16:29

Los 11 errores garrafales de Luis Chiriboga en el 2014

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 113
Triste 5
Indiferente 9
Sorprendido 70
Contento 0
Alejandro Ribadeneira. Editor

Este no es el año de Luis Chiriboga. Quizás tampoco es su peor período, pues el balazo al 'Bolillo' Gómez y el caso de coyoterismo fueron mucho más fuertes y hasta ahora lo marcan a pesar de los años. Pero los errores de este 2014 son muchos, garrafales y amenazan no solo con desestabilizarlo sino con sacarlo de su cómodo sillón.

Esta es la colección en orden cronológico no riguroso de traspiés, metidas de pata y frases lengua-sueltas del presidente de la Ecuafútbol, quien al parecer está perdiendo ese toque especial que le ha permitido estar 16 años conservando el máximo poder en el fútbol:

1. El 'Canal del Fútbol'
Obligar a los clubes a abandonar los contratos con sus televisoras preferidas para una centralización comandada por la Ecuafútbol (la FEF cobra todo y luego reparte) ha sido un enorme error de táctica y estrategia. Por cuestiones políticas ajenas al balompié (golpear económicamente a Teleamazonas y Ecuavisa) se pasaron los partidos a canales que, en algunos casos, han irrespetado a los clubes y los hinchas con transmisiones de baja calidad y con horarios inauditos. Algunos clubes incluso se quejan de que los recursos no han estado de acuerdo a al expectativa. Para colmo, esta nueva estrategia forma parte del alejamiento del hincha de los estadios.

2. Criticar a Enner Valencia
Antes del Mundial, Chiriboga arremetió en contra de Enner Valencia y puso en duda su profesionalismo por hacer un viaje relámpago de México a Ecuador para grabar un comercial. Quedó la duda de si este exabrupto de Chiriboga fue porque Enner era imagen de la bebida competidora de la que patrocina a la Tricolor. "Soy dueño de mi imagen y yo puedo hacer con ella lo que quiera", respondió enérgicamente Enner, quien acabó como figura del Pachuca y también de la Selección. Paso en falso de Luchito, quien nunca más se refirió al tema. Obvio,quedó mal.

3. El 'cotejo de despedida'
Fue un clamoroso error de relaciones públicas, un vil engaño: se hizo creer que un partido entre jugadores ecuatorianos de la Serie A y extranjeros de torneos en el Atahualpa era el 'graaan' cotejo de despedida de la Tricolor antes del Mundial. Incluso se lo llamó pomposamente 'Ecuador vs. Resto de América'. En realidad fue un entrenamiento con paga de una Tricolor B y el público se enfadó tanto que silbó a los jugadores porque, para colmo, los extranjeros jugaron mejor. Polémica pura y bronca innecesariamente desgastante antes del Mundial.

4. La despedida con el Estado
​Fue demasiado: la Tricolor recibió honores y condecoraciones de la Asamblea Nacional y del Gobierno antes de que se hubiera jugado un solo partido del Mundial. Esto acentuó la idea de que el oficialismo estaba trepándose al carro de la victoria de manera anticipada. Chiriboga lo permitió como permitió la subliminal marca país en la camiseta oficial (¿la más fea del Mundial, para remate?), aunque muchos de esos legisladores que antes le palmoteaban la espalda ahora hasta le piden cuentas y le exigen explicaciones por la crisis de la cual los dirigentes de los clubes son muy responsables. ¡Ah, los políticos, siempre cambiando de bando!

5. Quedarse en el Mundial
Chiriboga careció del tacto necesario al permanecer en Brasil luego de la eliminación de la Tricolor en primera fase. El ambiente en Ecuador estaba caliente no solo por el mal papel de la Tri sino porque los jugadores ya habían anunciado la huelga. En lugar de regresar al país decidió continuar con su 'sacrificado' itinerario en Río de Janeiro y guardar silencio. ¡Error fatal! Si al menos hubiera viaja a Quito, daba una rueda de prensa y regresaba a Brasil, hubiera desactivado la huelga antes del punto de no-retorno que tanto lo está erosionando y lo obliga a cometer más errores, como un dominó de fatalidades.

6. Pelea con los Paz, parte 1
​En lugar de mostrar mesura, contestó con vehemencia y hasta grosería a los cuestionamientos de Rodrigo Paz y Esteban Paz, dirigentes afines a Liga de Quito, club que además solicitó formalmente una aclaración de cuentas a Chiriboga sobre los gastos del Mundial. Luchito desafió a Esteban Paz a ser candidato a Presidente de la FEF y a "callarse la boca" cuando pierda la elección. Feo, descomedido y delirante.

7. '¡Están exagerando!'
​Un error terrible de Chiriboga fue considerar que los jugadores estaban "exagerando" con sus reclamos por "solo tres meses" sin paga y su huelga de piernas caídas. La opinión púbica se fue en contra de Luchito, que apareció como poco sensible a los dramas particulares y dramáticos de futbolistas que llevaban meses sin cobrar. Tampoco ofreció disculpas.

8. '¿Crisis?, ¿cuál crisis?'
En su comparecencia ante la Asamblea Nacional, Chiriboga cometió otro error de novato al negar de plano, tajantemente, que el fútbol ecuatoriano estuviera en crisis. En las redes sociales se liquidó al directivo, que volvió a aparecer como alguien insensible antes los tristes casos de jugadores desalojados de sus casas por deudas, el hambre de sus hijos, y por las divisiones menores sin recursos y demás ejemplos que la prensa reportaba y sigue mostrando a diario. Si eso no es crisis, ¿qué será?

9. 'Se me condena por 15 minutos fatales'
En la misma comparecencia en la Asamblea Nacional se quejó de ser víctima de críticas injustas por parte de la opinión pública debido a los errores de la Tricolor en la jugada del segundo gol de Suiza. Chiriboga prácticamente colgó a Michael Arroyo y Antonio Valencia, lo cual fue mal asumido por los hinchas y la prensa. De pésimo gusto, la verdad, a pesar de que tiene su parte de razón, como se escribe este artículo que toca este tema más a fondo: "¡Gracias Arroyo por no ser un jugador europeo!".

10. El extraño cheque de la AKD
En medio de esto, surgió la polémica del cheque que la Ecuafútbol giró en nombre de Patricio Salazar (dirigente no oficial de Deportivo Quito) para pagar a los jugadores parte de la deuda. En medio, el presidente Esteban Pacheco, dejó el cargo porque fue descolocado y prácticamente desautorizado. ¿Era esto un surrealista caso de favoritismo / desestabilización de la AKD? Chiriboga explicaría luego que su único objetivo fue velar para que los jugadores cobrasen su dinero y que solo adelantó lo que terminó haciendo unos días después: ayudar con recursos a los demás clubes para el fin de la huelga de futbolistas. El error fue no anunciarlo antes de girar el cheque y hacer creer que el dinero era producto de expresidentes del club azulgrana.

11. Pelea con los Paz, parte 2
Chiriboga, ya desbocado, vuelve a fallar al anunciar una demanda penal por injurias en contra de Rodrigo Paz, quien lo calificó como 'persona despreciable' en una entrevista, entre otros epítetos. E incluso le pone un plazo para unas disculpas, en una falsa muestra de magnanimidad. Pero Luchito se equivoca dos veces. Primero, porque el anuncio lo hace a través del procurador judicial de la FEF, Alejandro Vanegas, quien es empleado del organismo. ¿Por qué el procurador se debe ocupar de una demanda PARTICULAR de Chiriboga? Además, el nuevo COIP no está en vigencia, por lo tanto esto se reduce a un lío personal y no institucional. ¡Vanegas sobra si actúa en nombre de la FEF! Luego está lo escasamente estratégico que resulta demandar a Paz sin haber detallado primero las cuentas que pide Liga. Es verdad que Rodrigo Paz dijo cosas terribles que pueden ser tomadas como ataques a la honra, pero Chiriboga no puede pretender tener la razón en los tribunales con la opinión pública en contra. Debe ser tolerante a los dichos de un anciano como Paz, quien por su edad jamás irá a la cárcel y que, obviamente, tiene los recursos para dar una larga y ardua pelea que afectará a Chiriboga, quien parece que está perdiendo cintura. Si van a juicio, Chiriboga se arriesga a una paliza mediática de impredecibles consecuencias para su futuro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)