9 de julio de 2018 00:00

Liga de Quito fortaleció la zaga para ganar la etapa

Jhojan Julio (derecha) se lleva el balón ante la marca del mediocampista del Guayaquil City, Edison Caicedo. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Jhojan Julio (derecha) se lleva el balón ante la marca del mediocampista del Guayaquil City, Edison Caicedo. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 32
Redacción Deportes
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El entrenador albo Pablo Repetto empezó a delinear el equipo ganador de la primera etapa del Campeonato 2018 a mediados del año pasado. Entonces, tras asumir el mando de Liga, expresó que se necesitaba fortalecer el arco con un golero de mayor trayectoria.

El DT uruguayo contó entre julio y diciembre de ese 2017 con los arqueros Leonel Nazareno y Daniel Viteri, quienes alternaron la titularidad. Los albos terminaron la campaña con la peor cuarta defensa del torneo (64 goles recibidos).

La búsqueda de un golero se realizó fuera del país entre diciembre del 2017 y enero del 2018. A la par, el DT también pidió fortalecer la defensa y la primera línea de volantes y ‘retocar’ el ataque. Así, 13 jugadores se marcharon y llegaron 10.

Con ellos, los principales cambios en la alineación titular se reflejaron en la defensa. Adrián Gabbarini se convirtió en el nuevo portero con una zaga nueva. De los actuales titulares en la defensa, solo se mantiene José el ‘Choclo’ Quinteros, como lateral derecho.

Los zagueros titulares son Ánderson Ordóñez y Franklin Guerra y el lateral zurdo es Christian Cruz, quienes llegaron este año. Ellos formaron una defensa que ahora es la mejor del torneo: solo recibieron 16 tantos, en 21 partidos.

liga festejo

Además, Gabbarini se consagró dentro y fuera de la cancha como uno de los líderes del equipo. El argentino de 32 años atajó tres penales en la primera ronda de partidos.

Según Guerra, la unión que existe en el grupo también fue clave en el éxito de los albos. El camerino está unido y como prueba de ello están las múltiples reuniones en las que participa el 90% de la plantilla.

“La unión de grupo es lo que nos tiene en esta posición de privilegio. En Liga priorizamos lo grupal que lo individual. Nos cuidamos las espaldas en todo momento. Esa es una de las claves del éxito del equipo”, dice Guerra.

Ahora uno de los retos del equipo es ganar la segunda etapa para no disputar una final y ganar el undécimo título de forma directa.

En la dirigencia aún pesa el recuerdo del 2015, cuando la ‘U’ salió victorioso en el primer semestre y en la segunda etapa perdió el título en casa ante Emelec.

Además, los albos tendrán que jugar ante Vasco Da Gama por la Copa Sudamericana. El sábado, después del juego ante Guayaquil City, Repetto dejó abierta la posibilidad de fichar jugadores para reforzar la plantilla. También destacó el esfuerzo que hicieron sus pupilos para conseguir los resultados.

“Veníamos con buenos partidos amistosos, perder en el debut nos hizo darnos cuenta que debíamos trabajar más”, dijo el entrenador uruguayo. Su próximo rival será Deportivo Cuenca, en Ponciano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (1)