28 de April de 2014 00:03

Liga volvió a la ruta del triunfo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Volvieron a sonreír después de 58 días. Y tres imágenes describen el desahogo albo al triunfar en el estadio Olímpico de Ibarra ante Independiente (3-2). Fueron tres postales conmovedoras después de siete partidos sin poder ganar.

La primera: el festejo de Fernando Hidalgo corriendo a una esquina, arrodillándose y llorando, como si marcara por primera vez un gol en el fútbol.

La segunda: la emoción de los Paz. Rodrigo y su hijo Esteban celebrando, lejos de la casa propia (prestaron la Casa Blanca para un concierto), un tanto con la misma algarabía que lo hicieron cuando cosecharon los títulos internacionales.

Y el tercer instante emotivo fue mirar como el golero Alexander Domínguez, al finalizar el partido, se arrojó al piso y después de la asistencia médica se levantó y salió de la cancha llorando. Nadie lograba consolar a 'Dida'. Tan solo era un triunfo tan esquivo en el equipo de Luis Zubeldía. Y este llegó en el momento oportuno ya que los dos últimos de la tabla (Deportivo Cuenca y Mushuc Runa ganaron).

El partido en Ibarra inició con los mismos tropiezos que han provocado las últimas caídas albas. Antes del cuarto de hora se lesionó Hólger Matamoros y Cristian Núñez, a los 9', abrió el marcador. El lateral de Independiente aprovechó un rebote de Domínguez.

Con la ventaja, los 'Rayados' pudieron liquidar a Liga en un ataque de Fernando Guerrero. El 'Chiqui' entró por la mitad de la zaga y en lugar de rematar intentó esquivar a 'Dida'.

[[OBJECT]]

La desgracia de 'Chicharra' Matamoros le hizo un bien a los albos. El ingreso de Luis Bolaños mejoró el fútbol ofensivo de los blancos y en tres minutos viraron la suerte en su favor.

Una individualidad de Diego Morales que remató y Librado Azcona, del Valle, dio rebote y le permitió a Luis Congo poner el empate con golpe de cabeza (20'). Y 180 segundos después el tan criticado Hidalgo anotó el 2-1. El volante aprovechó un tiro libre levantado por el 'Chucho'. Fue un tanto con sobredosis de celebración por todos los merengues. No hubo necesidad de contar los pases malos que hizo Hidalgo porque la suerte ayer le sonrió.

La primera etapa se cerró con discusiones entre el cuerpo técnico de los dos lados. Óscar Quagliata, DT encargado porque Repetto estuvo expulsado, y Zubeldía terminaron con algunos roces y cuando regresaron ambos fueron expulsados.

Liga volvió a aprovechar la mejor vía para hacerle goles a los del Valle: la pelota detenida. Otra vez, Hidalgo, de cabeza, puso el tercer gol, tan celebrado por la familia Paz y la delegación de dirigentes que estuvieron en la tribuna.

En medio de la alegría del 3-1 hubo una jugada polémica en el área sangolquileña. Jefferson Intriago cayó dentro del área, pero no se sancionó la falta.

Luego, Armando Solís, de Independiente, volvió a instalar el nerviosismo con el 3-2. Anotó un golazo de tiro libre y eso multiplicó la angustia.

Cuando el cotejo se acabó, en Liga estalló una bomba de alegría. Todos festejaron como si fuera un título, pero fue un triunfo que lo mantiene distante del Cuenca, el colista y el próximo rival de la 'U'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)