11 de enero de 2018 19:58

Christian Gómez trabaja para que la Reserva provea de 'cracks' a LDU

Christian Gómez (izq) da indicaciones a sus jugadores antes de la primera práctica de la temporada. Foto:  David Paredes / EL COMERCIO

Christian Gómez (der.) da indicaciones a sus jugadores antes de la primera práctica de la temporada. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 9

David Paredes (D)

Christian Gómez llegó temprano al complejo de Pomasqui para reunirse con su cuerpo técnico. Dio tres indicaciones y luego llamó a sus jugadores al centro de la cancha. A los peladitos les pidió esfuerzo y compromiso. Les advirtió que están en una categoría donde pueden llegar con rapidez a primera división o no trascender en el fútbol.

El ‘Camello’ Gómez, recordado por ser el delantero del Olmedo campeón del 2000, viste de blanco desde el pasado lunes. La dirigencia lo contrató para que trabaje en el equipo de Reserva.

El argentino-ecuatoriano llegó a la ‘U’ porque ya conocían su estilo de trabajo, toda vez que realizó unas cortas pasantías en Pomasqui.  Pero al igual que en otros trabajos, tuvo que entrevistarse con los encargados de las formativas albas. Ellos decidieron darle el visto bueno y confiarle a los futuros 'cracks' de la cantera.

Estos primeros días le han servido para conocer a su plantilla. Desde que le dieron el ‘camellito’  ha mantenido conversaciones permanentes con el uruguayo Pablo Repetto, entrenador del primer equipo albo.

“Estamos en contacto permanente con Repetto. El objetivo es armar una planificación para que la Reserva se convierta en un proveedor de jugadores de primera. Eso se vuelve fácil cuando los chicos entienden el estilo de juego que quiere el club y lo que necesita el equipo profesional”. dice el argentino de 42 años.

Christian Gómez llegó a Liga tras hacer pasantías en formativas. Jugó en Olmedo, Aucas, Macará, Técnico Universitario y Manta. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Christian Gómez llegó a Liga tras hacer pasantías en formativas. Jugó en Olmedo, Aucas, Macará, Técnico Universitario y Manta. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Desde el 2002 tiene el título de entrenador, función que ha desempeñado de forma interina en Macará y que le sirvió estar como asistente en el Delfín y en el ‘Ídolo’ de Ambato. En ese club tuvo la oportunidad de trabajar con futbolistas que ya se destacan en la Serie A. Él vio crecer a Michael Estrada, Janner Corozo y Jhon Jairo Cifuentes. Por eso quiere ver destacar a los futbolistas de su nuevo equipo.

“Ver triunfar a algunos jugadores en la Serie A es increíble. Tuve algunos en Macará y me siento complacido cuando anotan o se destacan. Quiero repetirlo con los chicos de Liga”, aseguró.   

El argentino implementará un estilo propio de trabajo. Las normas de convivencia están claras. Ya habló el lunes con los juveniles y les pidió disciplina.

Esto último le quedó grabado de su época de jugador. Asegura que la mejor herencia técnica la recibió del fallecido estratega yugoslavo Dragan Miranović. Ambos compartieron cancha en Olmedo de Riobamba. “Dragan era de esos técnico muy exigentes en los entrenamientos, pero en los partidos te daba libertades. Creo que acá quiero aplicar eso, pero también imprimiendo mi estilo”, asegura el estratega de la Reserva.

Santiago Jácome, gerente deportivo de la ‘U’,  lo visitó mientras  trabajaba con cuatro chicos que llegaron a probar suerte en Pomasqui. Ahora ajusta su plan de pretemporada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)