28 de abril de 2016 20:32

Los octavos de final de la Copa Libertadores se lo vivió en familia

La familia Herrera en los graderíos de la general norte del estadio Arahualpa. Foto: Juan Carlos Narváez P./ EL COMERCIO

La familia Herrera en los graderíos de la general norte del estadio Arahualpa. Foto: Juan Carlos Narváez P./ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Juan Carlos Narváez
Quito

Independiente del Valle ganó 2-0 a River Plate. José Angulo (63') anotó el primer gol del cotejo y Junior Sornoza (90+1) de penal el segundo valido por los octavos de final de la Copa Libertadores de América, jugado en el estadio Atahualpa.

La iniciativa del Independiente del Valle de donar la taquilla de este cotejo a los damnificados del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter y que devastó a la zona costera ecuatoriana la noche del pasado sábado del 16 de abril, convocó a los hinchas no sólo quiteños, sino de todos los rincones del país.

Es el caso de la familia Herrera, que asistió al coloso de El Batan para apoyar a Independiente del Valle. Efrain Herrera, el cabeza de la familia, disfruta en la general norte del cotejo al igual que su esposa Susana Moreno. A ellos, se suman Eduardo Herrera y su esposa Elizabeth Perez quienes observan con atención cada acción del partido.

Pero Fernando, su sobrino, quien tiene 5 años de edad, es quien profiere sus primeros comentarios respecto a un partido de fútbol, ya que es la primera vez que asiste al estadio. Con la curiosidad natural de un pequeño, pregunto a su tío, si estaban jugando Argentina vs. Ecuador. "Donde está Ecuador de amarillo" refiriéndose a la terna arbitral que dirige el cotejo. Además, Fernando mira con atención cada detalle que se genera en el partido: los gritos de los aficionados con una infracción o cuando la 'ola' recorre los graderíos del estadio Atahualpa.

En el gol de José Angulo, Fernando fue levantado en brazos por su tío Eduardo. Al inicio, su cara fue de susto, porque no entendía que pasaba, pero gracias al contagio de la euforia de sus padres levanto sus brazos en señal de victoria del conjunto ecuatoriano.

No es la primera vez que la familia Herrera asiste a un escenario deportivo. Pese a que viven en el sector de Miravalle, en el puente 2 de la autopista general Rumiñahui, asisten cada 15 días a un estadio.

El pronóstico de Eduardo Herrera, fue de que el conjunto de Sangolquí ganara el partido 2-0 y los goles serán anotados por Junior Sornoza y José Angulo.

Independiente del Valle jugará el partido de vuelta, el jueves 4 de mayo del 2016 desde las 17:15 (hora de Ecuador).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)