29 de mayo de 2016 16:42

Lanús se consagra campeón argentino con un fútbol de alto vuelo

Óscar Benítez, jugador de Lanús, celebra uno de los goles de su equipo ante San Lorenzo.

Óscar Benítez, jugador de Lanús, celebra uno de los goles de su equipo ante San Lorenzo. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Agencia DPA

Lanús se consagró campeón del fútbol argentino, este 29 de mayo del 2016, al golear 4-0 a San Lorenzo en la final del torneo de Transición, un inédito certamen que reunió a 30 equipos divididos en dos zonas.

Oscar 'Junior' Benítez (18'), de cabeza; Miguel Almirón (58'), con un toque de zurda; el goleador José Sand (73'), a centímetros de la línea; y Lautaro Acosta (88'), luego de una larga corrida, anotaron los goles de Lanús, que consiguió su segundo título argentino tras el campeonato obtenido en 2007.

Entrenado por Jorge Almirón, Lanús fue claramente superior en la final disputada en el estadio Monumental de River Plate, territorio neutral en el que se enfrentaron los ganadores de las dos zonas en las que se dividió el torneo. "Los jugadores se comprometieron con la idea y se merecen el título por lo que hicieron a lo largo del campeonato y coronarlo de esta manera", dijo Almirón apenas finalizó el partido.

Desde los minutos iniciales del encuentro, Lanús impuso las reglas del juego. En un terreno mojado por la lluvia, hizo pie más rápido que su rival, logró tocar la pelota con velocidad y de primera, sumó a sus laterales al ataque y tuvo la calidad de Román Martínez en el centro del campo para manejar a San Lorenzo a placer.

Después de varias aproximaciones, a los 18 minutos "Junior" Benítez anticipó a todos en el primer palo y conectó de cabeza un centro enviado desde la izquierda por Maximiliano Velázquez a la salida de un córner. Lanús no detuvo su andar y en los siguientes tres minutos pudo convertir el segundo gol en dos oportunidades. Primero lo tuvo Benítez pero remató desviado de cara al arquero Sebastián Torrico, y después Lautaro Acosta desvió su toque en el centro del área y sin marca.

Recién a los 30 minutos San Lorenzo generó la primera situación de riesgo: una volea de Ezequiel Cerutti, tras una buena asistencia de Fernando Belluschi, que el arquero Fernando Monetti desvió al córner. Esa jugada pareció despertar a San Lorenzo, que equilibró la marca en la mitad de la cancha y apostó al desborde de Cerutti para generarle riesgo a Lanús.

En el complemento, el entrenador Pablo Guede mandó a la cancha al volante Pablo Barrientos por Franco Mussis. El cambio buscó darle más juego a San Lorenzo, pero le permitió a Lanús ocupar de nuevo el mediocampo. Martínez y Almirón retomaron el control de los hilos, mientras que Benítez y Acosta complicaron por las puntas.

A los 58, Almirón aprovechó el espacio vacío que había dejado un mal anticipo de la defensa de San Lorenzo, encaró y desde la puerta del área tocó preciso de zurda al gol cuando el arquero Torrico iba a su cruce. El segundo tanto le dio todavía más tranquilidad a Lanús, que por momentos dio un concierto de fútbol en el que sólo su goleador Sand, parecía estar ajeno.

Sin embargo, a los 73, Almirón esperó el ascenso por la derecha de José Luis Gómez, el lateral cruzó el pase al centro del área chica y el número 9 también tocó su instrumento y convirtió el tercero. El festejo estaba consumado pero fue completo cuando Acosta, a los 88, corrió 35 metros solo, enfrentó a Torrico y marcó el cuarto con un toque de punta. Lanús, que había sido el mejor de la Zona 2 del torneo, celebró el título con un fútbol pleno de calidad y contundencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)