13 de abril de 2016 10:10

Bryant, sus legendarios números y el récord que buscan los Warriors

Kobe Bryant, de Los Angeles Lakers, saluda con Stephen Curry, de los Golden State Warriors antes del partido  en California. Foto:   Ezra Shaw/AFP

Kobe Bryant, de Los Angeles Lakers, saluda con Stephen Curry, de los Golden State Warriors antes del partido en California. Foto: Ezra Shaw/AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

La NBA vivirá este miércoles 13 de abril del 2016 una jornada histórica y plagada de emociones fuertes: mientras Kobe Bryant jugará en Los Angeles su último partido tras 20 años de carrera, Golden State Warriors intentará superar el récord de Chicago Bulls de más victorias en una temporada cuando reciba a Memphis Grizzlies.

Después de cinco anillos de campeón, dos títulos de máximo anotador, un premio al jugador más valioso de la temporada y 18 participaciones en el All Star Game, entre tantos otros logros, Bryant se despedirá de la Liga estadounidense de baloncesto (NBA) cuando Los Angeles Lakers reciba a Utah Jazz en el Staples Center, en el cierre de la fase regular.

El astro, que anunció su despedida cuando comenzaba la campaña, vivió una temporada atípica, con muchas más derrotas que victorias (16-65), pero con el reconocimiento de adversarios y aficionados en cada campo en el que se presentó. Como si se tratara de una gira de recitales de un rockstar, Bryant llevó adelante una temporada de despedida en medio de la serie regular de la NBA, donde importaba más su presencia que el resultado del partido. Tampoco tenían demasiada relevancia sus números, con 16,9 puntos de promedio y un porcentaje de acierto de apenas el 35,4 por ciento, el menor de sus 20 años en la Liga.

Algo parecido sucederá esta noche, por más que Utah necesita la victoria para aspirar a quedarse con el octavo puesto en la Conferencia Oeste y, de esa manera, lograr su plaza para los play offs. "Soy un afortunado porque he estado en la NBA más de la mitad de mi vida", afirmó Bryant en más de una ocasión desde que anunció su despedida.

Como le ocurrió en febrero durante el Juego de las Estrellas de Toronto, el 'Black Mamba' deberá convivir con la emoción por la despedida y los homenajes. Una muestra del significado que tiene el retiro del astro lo sintetizó la firma Nike, uno de sus patrocinadores, que juntó a varias de sus estrellas de diferentes deportes para que lo homenajearan.

De esa manera, figuras del tenis como Roger Federer y Rafael Nadal se mezclan con estrellas del fútbol como Neymar o Andrés Iniesta. Y tampoco faltan colegas, como LeBron James o Kevin Durant. Hasta su exentrenador Phil Jackson se sumó a la cadena de saludos. Pero Federer fue más allá. En su retorno al circuito de tenis tras su operación de rodilla, el suizo se presentó en el torneo de Montecarlo con unas zapatillas con la inscripción 4.13.16, la fecha de la despedida de Bryant.

Stephen Curry salta de la emoción en la victoria de los Golden State Warriors ante los San Antonio Spurs en  Oakland, California, el 25 de enero del 2016. Foto:   Ezra Shaw/AFP

Stephen Curry salta de la emoción en la victoria de los Golden State Warriors ante los San Antonio Spurs en Oakland, California, el 25 de enero del 2016. Foto: Ezra Shaw/AFP

A la par del último partido del dos veces campeón olímpico en Pekín 2008 y Londres 2012 y de otros 12 encuentros en la maratónica jornada final de la serie regular, Golden State buscará completar una fase de ensueño cuando reciba a Memphis.

El equipo liderado por Stephen Curry igualó el domingo la marca de los Chicago Bulls de la temporada 1995/1996 con 72 victorias al ganarle por primera vez en 19 años a los Spurs en San Antonio, pero con un nuevo triunfo se quedará con el récord en soledad, con un registro de 73 triunfos y nueve derrotas. "Estamos disfrutando y nos queda un último partido, delante de nuestra gente, para hacer lo que nadie ha logrado en la historia. Es algo increíble", afirmó Curry, máximo anotador de la temporada con 29,9 puntos.

El jugador más valioso de la pasada temporada y máximo candidato a repetir en la actual, lleva anotado cinco triples de promedio por noche, con un porcentaje superior al 45 por ciento de acierto. Para el entrenador Steve Kerr, lograr el récord sería un doble halago, ya que en 1996 participó de la conquista de la marca de Chicago como jugador. "En realidad, ni siquiera sé qué decir. Es una locura. Es estar en el lugar y en el tiempo correcto. Soy afortunado de ser parte de dos equipos que rindieron a este gran nivel durante toda la temporada", confesó Kerr, que está dirigiendo su segunda campaña después de lograr el título en su debut como técnico. Pase lo que pase ante Memphis, Golden State ya tiene garantizado el mejor récord de la NBA y definirá en casa todas las series de play offs, incluida la eventual final. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)