20 de diciembre de 2017 00:00

Liga de Quito se desprende de seis jugadores y ajusta el equipo

El delantero argentino Hernán Barcos, de 33 años, marcó 23 goles en 38 partidos

El delantero argentino Hernán Barcos, de 33 años, marcó 23 goles en 38 partidos. Foto: Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 6
Indiferente 9
Sorprendido 4
Contento 34
Redacción Deportes

Cinco partidos amistosos y la incorporación de nuevos refuerzos están en la agenda de Liga de Quito para el 2018. Con esto, el técnico Pablo Repetto quiere conformar un equipo “más regular” y que dispute los primeros lugares luego de una temporada en que el club terminó en la octava posición, con un presupuesto de USD 11,2 millones.

Los amistosos se jugarán durante enero, antes del estreno en el campeonato y la Copa Sudamericana. Uno de los cotejos pudiera ser ante un cuadro internacional.

La incorporación de los refuerzos se gestiona en absoluta reserva. Entre tanto, está definida la salida de seis jugadores: Édison Carcelén, Henry Quiñónez, Norberto Araujo, Luis Cangá, Fernando Hidalgo y Ronie Carrillo.

Uno de los potenciales fichajes es el de Jefferson Orejuela, cuyos derechos deportivos pertenecen al Fluminense de Brasil. El mediocampista se encuentra en Estados Unidos a la espera de la resolución. Según Santiago Jácome, gerente deportivo, “faltan dos firmas”.

Orejuela es un jugador clave para Repetto. Con su presencia, el otro puesto de volante se lo disputarían Jefferson Intriago y Édison Vega. La continuidad de Álex Bolaños tampoco está definida.

Sin embargo, la conformación de la zaga es una de las preocupaciones. El lateral Aníbal Chalá debe retornar al Dallas de EE.UU. Según el dirigente Esteban Paz, el club norteamericano solo quiere venderlo. Los albos solo pretenden un préstamo.

Para Pedro Salvador, quien fue campeón con los albos en 1990 y 1998, Liga precisa de un arquero experimentado y un zaguero que se acople a Lucas de Lima. La continuidad del golero Daniel Viteri se resolverá hasta mañana. Así, un nuevo arquero pudiera ser fichado. La dirigencia busca a un extranjero o a un ecuatoriano.

Para Salvador, el club también necesita un mediocampista ‘10’ de jerarquía. “Boca Juniors, por ejemplo, contrató a Edwin Cardona y empezó a tener un gran juego”.

Reflexiona que la presencia de un ‘10’ es vital, para ayudar a Hernán Barcos, goleador del torneo con 21 anotaciones. El ‘Pirata’ está de vacaciones en Brasil y el club espera cerrar la renovación de su contrato.

Para Darío Ávila, expresidente de LDU, se necesita “dar más confianza” a los jóvenes de la cantera. “A (Djorkaeff), Reasco, los dos Julio y a otros como (William) Ocles hay que darles confianza y protegerlos con gente experimentada”. Eso sí, coincide en que hace falta fortalecer la zaga. “Sería ideal tener a un Norberto Araujo con unos años menos o a un nuevo Carlos Espínola”.

Salvador agrega que también se precisa un gerente deportivo que se enfoque más en el equipo y sus necesidades.

¿Se van los Paz?

La asamblea de socios de Liga se reunirá en enero. El orden del día contempla el informe de labores de los dirigentes.

Según un socio del club y exdirectivo, la administración actual que maneja el equipo de fútbol, que conforman los Paz (Rodrigo y Esteban Paz), planea dejar la dirigencia. Ellos tienen un año más de administración (hasta enero del 2019).

Sobre su continuidad, Rodrigo Paz solo respondió: “Eso lo trataremos el próximo año con el directorio del club”. Lo dijo tras la reunión de la Comisión de Fútbol, el lunes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (38)
No (10)