20 de julio de 2016 21:24

José Angulo y Miguel Borja, los arietes de la final de la Copa Libertadores

José Angulo de Independiente del Valle intenta anotar en el arco de Atlético Nacional de Medellín. en la final de la Copa Libertadores de América. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

José Angulo de Independiente del Valle intenta anotar en el arco de Atlético Nacional de Medellín. en la final de la Copa Libertadores de América. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Carlos Augusto Rojas

José Angulo alborotó el arco del golero Franco Armani recién iniciada la final de la Copa Libertadores en el estadio Atahualpa de Quito.

El ariete del Independiente del Valle remató de primera, al filo del área del Atlético Nacional de Medellín, tras una pared con su compañero Julio Angulo a los 3 minutos de juego, este 20 de julio del 2016.

La pelota, para fortuna de los visitantes, salió junto al poste en una de las pocas jugadas de peligro en el primer tiempo.

Los dos finalistas de la Copa Libertadores tienen a sus goleadores en plena forma, aunque no lograron mostrarse del todo por el planteamiento táctico de cada conjunto. Por el lado ecuatoriano está el esmeraldeño, por el que se dice se disputan clubes europeos de primer nivel.

Por el lado del ‘Verde de la Montaña’ está Miguel Ángel Borja, el potente futbolista que se nutría de niño con empanadas de maíz y que anotó los cuatro goles de su club ante Sao Paulo en las semifinales del torneo.

El ‘Tin’ Angulo lleva seis goles en la Copa y cada encuentro se muestra mejor. Sin embargo, el partido fue táctico y medido por parte de ambos conjuntos, en la primera parte. Por eso los delanteros no tuvieron muchas opciones para ganar con potencia y velocidad. Es más, cuando Aungulo tenía el balón siempre había al menos dos defensas que lo marcaban.

El cotejo tenía pocas sorpresas, hasta que a los 29 minutos el defensa Arturo Mina se extremó para desviar una pelota que buscaba Borja, de 1,83 metros de estatura.

El delantero que de niño comía las empanadas de maíz que amasaba su madre cayó al suelo. Por fortuna, Mina realizó una cobertura limpia y no hizo falta al delantero.

Angulo y Borja no lograron anotar en la primera etapa. Los verdolagas se pusieron en ventaja al minuto 36 con gol de Orlando Berrío, en una excelente jugada individual.

No obstante, todavía tienen tiempo para mostrar su poderío goleador. El cotejo de vuelta será 27 de julio del 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)