21 de febrero de 2018 00:00

Jefferson Cepeda apunta a pedalear en Europa

Jefferson Cepeda, de 22 años, y oriundo de Sucumbíos, donde comenzó a entrenarse con Juan Carlos Rosero. Foto: Martha Córdova / EL COMERCIO

Jefferson Cepeda, de 22 años, y oriundo de Sucumbíos, donde comenzó a entrenarse con Juan Carlos Rosero. Foto: Martha Córdova / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Deportes (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Siempre recuerda las palabras de su primer entrenador, Juan Carlos Rosero, “si no hay sacrificio no hay victoria”. Jefferson Cepeda, otro alumno que descubrió el ‘Águila’ Rosero, quiere seguir los pasos de sus excompañeros de iniciación, Richard Carapaz y Jhonatan Narváez, quienes se unieron a los equipos Movistar de España y Quick Steep de Bélgica, respectivamente, con categoría World Tour.

“Ellos nos están abriendo puertas en equipos de Europa, para llegar allá hay que hacer bien las cosas, entrenar fuerte”, añade el ciclista, que esta temporada será su última como Sub 23. El próximo año pedaleará en la élite.

“Comencé a entrenarme tarde, a los 15 años, cuando Juan Carlos fue a Sucumbíos a presentar su proyecto. Empecé a practicar y pronto llegaron las primeras victorias. El ciclismo ahora es mi adicción, en el mejor sentido de la palabra”.

Recuerda esos años con mucho cariño porque los escasos recursos que había en casa le impedían adquirir una bicicleta propia. “La Federación de Sucumbíos me proveía de una para entrenarme”.

Se unió al Team Ecuador hace cuatro años, y pese a una corta interrupción, el año pasado, es un referente de este grupo. Ha ganado en las vueltas a Guatemala y la carrera de la Caixa en Brasil. El año pasado se coronó campeón de la montaña en la Vuelta a Nariño, en Colombia y en la 38 edición de la Cascade Cycling Classic, en Estados Unidos.

Esos premios de la montaña tienen una fundamentación. “Para llegar a casa debo subir una cuesta de 5 kilómetros, El Troje”. Ese ascenso es el cierre de sus entrenamientos diarios que se extienden a sesiones de cinco a seis horas.

“Para estar en buen nivel hay que ser muy constante y disciplinado. Las cosas también hay que hacerlas con calma, sin apresuramientos”.

Este año, como último en su categoría, quiere hacer cosas importantes, para buscar que equipos de Europa se fijen en él. “En el 2015 estuve en España, pero era muy joven, con muy poca experiencia y no tenía quién me guiara, por eso creo que no me quedé”.

En el plan inicial, junto al Team Ecuador, en agosto habría la posibilidad de competir en Austria y luego en el Campeonato Mundial.

La temporada la iniciará en la Vuelta al Valle del Cauca, en Colombia, la próxima semana. También están otras carreras en Estados Unidos y las vuelta sa Venezuela y Guatemala.
“Mi actual entrenador, Santiago Rosero, nos habla mucho del trabajo en equipo. Se ha podido sumar triunfos, gracias al esfuerzo de mis compañeros”.

No es católico, no sigue ningún rito o cábala antes de cada competencia. “Mi abuelita Margarita siempre reza por mí y siempre me va bien, creo que funciona”, dice, al recalcar que es el nieto mimado.

Pese a las victorias que suma, aún no tiene una bicicleta propia. Con las que se entrena y compite son del equipo, pero en un futuro cercano quiere tener una de su propiedad.

Es admirador del ciclista español Alberto Contador, quien se retiró el año pasado luego de 15 años de carrera profesional y de lograr 69 títulos, los más importantes: 2 Tour de Francia, 2 Giros de Italia y 3 Vueltas a España.

“Lo admiro por su coraje y por su entrega. Siempre fue un gran animador de las etapas, en los tramos finales sobresalía por su condición de escalador”.

Cepeda estuvo, el 20 de febrero del 2018, con sus 11 compañeros del Team Ecuador en la presentación del calendario de competencias En total estarán presentes en 20 pruebas nacionales e internacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)