1 de septiembre de 2015 09:49

Japón descarta su logotipo para Tokio 2020 tras las acusaciones de plagio

Una recepcionista da indicaciones a un visitante bajo el logo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: Kimimasa Mayama / EFE

Una recepcionista da indicaciones a un visitante bajo el logo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Foto: Kimimasa Mayama / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE

Japón retirará el polémico logotipo diseñado para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras las acusaciones de plagio contra su creador, según anunciaron hoy, 1 de septiembre de 2015, el Gobierno nipón y los organizadores de la cita deportiva.

El comité organizador de los Juegos, que se celebrarán en la capital japonesa dentro de cinco años, tomó esta decisión en una reunión de urgencia celebrada en Tokio, en la que también participaron representantes de los Ejecutivos central y local.

Los organizadores han decidido retirar el logotipo después de que así lo solicitara su diseñador, Kenjiro Sano, según dijo el ministro nipón para los Juegos Olímpicos, Toshiaki Endo, en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

Antes de la reunión, el Gobernador de Tokio, Yoichi Masuzoe, afirmó que se sentía "traicionado" por el supuesto plagio del emblema olímpico.

El logotipo olímpico oficial de Tokio 2020 del diseñador nipón ha estado rodeado de polémica desde que a finales de julio el belga Olivier Debie afirmase que se trataba de un plagio de una obra suya a los pocos días de su presentación.

Debie considera que el logotipo nipón es demasiado similar al que creó para el Teatro de Lieja hace dos años, por lo que el pasado 10 de agosto interpuso una demanda por plagio ante la justicia belga.

Los organizadores han defendido hasta ahora el emblema realizado por Sano e incluso mostraron la semana pasada el boceto inicial con el fin de alejar las acusaciones del logotipo.

Sin embargo, la duda también cayó sobre el emblema olímpico por su parecido con otro realizado por el fallecido diseñador alemán Jan Tschichold.

Durante la reunión de hoy, el diseñador nipón reconoció que había usado imágenes extraídas de internet para mostrar cómo quedaría el emblema olímpico al instalarlo en lugares públicos, aunque no admitió haber copiado los diseños de otros creadores, según recoge la cadena estatal NHK.

La polémica sobre el logotipo olímpico no es la única a la que ha tenido que hacer frente el Gobierno de Japón en relación a los Juegos de 2020.

El país asiático descartó en julio el proyecto original del nuevo estadio olímpico, diseñado por la arquitecta angloiraquí Zaha Hadid, tras las críticas recibidas debido a su magnitud y coste excesivo, que duplicó el presupuesto inicial, y juega ahora contra reloj para finalizar un nuevo proyecto para la sede central de Tokio 2020.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)