23 de octubre de 2016 11:30

James y Cavaliers defienden el título, los Warriors se refuerzan con Durant

Marc Gasol de Grizzlies en acción ante Timberwolves durante un juego entre Memphis Grizzlies y Minnesota Timberwolves de la NBA. Foto: EFE

Marc Gasol de Grizzlies en acción ante Timberwolves durante un juego entre Memphis Grizzlies y Minnesota Timberwolves de la NBA. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Un campeón novato e histórico, Cleveland Cavaliers, defenderá el título de la NBA en la temporada que comenzará este martes, después de haber sorprendido la pasada campaña a los favoritos, los Warriors de Golden State, que ahora vuelven reforzados con el gran fichaje del alero estrella Kevin Durant.

A pesar de los movimientos y de los refuerzos con los que el resto de los equipos de la NBA se ha armado durante el descanso veraniego, la realidad es que son los Cavaliers en la Conferencia Este y los Warriors en la del Oeste los que cuentan con las plantillas necesarias para estar de nuevo en la final de la NBA.

Pero antes habrá que disputar una temporada que llega con nuevos actores, cambios importantes y procesos de reconstrucción de franquicias históricas, como Los Ángeles Lakers, tras la retirada del legendario escolta Kobe Bryant.

También el adiós de otro legendario y mítico jugador como el pívot Tim Duncan, que dejó los Spurs de San Antonio, forzó al equipo tejano a buscarle de inmediato un sustituto que ya había querido conseguir hace tres años y que es el internacional español Pau Gasol.

El sentir mayoritario de los expertos, al que se unen los gerentes generales de los 30 equipos de la NBA, es que habrá un tercer duelo consecutivo en la final entre los Warriors y los Cavaliers el próximo junio.

Los Cavaliers han concedido a James todo lo que les pidió, es decir repetir plantilla, sin que a Dan Gilbert, dueño del equipo, le importe tener que pagar contratos de 345 millones en los próximos cuatro años a los cinco jugadores titulares.

Su última inversión ha sido darle al escolta J.R.Smith un contrato por cuatro temporadas y 57 millones de dólares, lo que deja a los Cavaliers con una nómina de 122 millones de dólares, 28 por encima del histórico tope salarial que habrá esta campaña de 94 millones, el mayor en la historia de la NBA.

Lo anterior significa que será también considerable el impuesto de lujo que le tocará pagar a los Cavaliers, que superan en 19 millones a los Warriors (103 millones) en coste de la plantilla.

Ante este panorama, en el Este, los Celtics que se reforzaron con la llegada del pívot dominicano Al Horford, se presentan como los que está más cerca de luchar por superar a los Cavaliers.

Aunque los Raptors de Toronto, que quieren consolidar su condición de equipo ganador de la pasada temporada; los Pacers de Indiana, con nuevo entrenador, Nate McMillan; los Bulls de Chicago y su nueva estrella, el escolta Dwyane Wade; y los renovados Heat de Miami y Hawks de Atlanta, que consiguieron al pívot Dwight Howard, cuando menos esperan alcanzar los playoffs.

La incógnita, una vez más, serán los Knicks de Nueva York, en otro intento de renovación bajo la dirección del presidente Phil Jackson, que eligió a Jeff Hornacek de entrenador y ha apostado por los jóvenes valores llegados de Europa como los alas-pivotes Kristaps Porzingis, letón, y el novato español Willy Hernangómez.

Junto a ellos estará el base Derrick Rose, que salió de Chicago por la puerta de atrás y es toda una incógnita, mientras que el alero Carmelo Anthony debe mantener su mejor nivel de juego.

La sorpresa dentro de la Conferencia Este podrían ser los renovados Magic de Orlando, con nuevo entrenador, Frank Vogel, que dejó a unos Pacers ganadores y ahora tendrá al ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka de gran figura.

Los Wizards de Washington comienzan también una nueva era con el entrenador Scott Brooks y pueden luchar por estar en los playoffs, de los que quedarían descartados los Sixers de Filadelfia, del base español Sergio Rodríguez, que decidió emprender su segunda experiencia en la NBA.

En el Oeste, los Warriors, que mantienen a sus grandes figuras como el base Stephen Curry, el escolta Klay Thompson y el ala-pívot Draymond Green, consiguieron el gran objetivo de fichar al jugador más deseado en el mercado de los agentes libres, Kevin Durant, que dejó los Thunder de Oklahoma City.

Los Warriors con Durant reforzaron aun más su condición de equipo favorito al título, algo que también se expresa en el mundo de las apuestas de Las Vegas, donde superan con marca histórica a los siguientes en la lista, los Cavaliers.

Los Warriors son conscientes de que perdieron el título ante los Cavaliers cuando su gran estrella, Curry, por problemas físicos se vino abajo en la recta final y les dejó sin consistencia encestadora a partir del cuarto partido de la serie, que hasta entonces habían dominado.

Ese problema desaparecerá esta temporada porque adquirieron en el mercado libre a Durant, uno de los mejores jugadores que hay actualmente en la NBA, con experiencia y que ya los ha convertido en el equipo más completo de la liga, al menos sobre el papel.

Además, tienen en el banquillo a Steve Kerr, el segundo mejor entrenador que hay en la NBA, sólo superado por el veterano Gregg Popovich, su maestro, que será de nuevo el rival a batir con los Spurs, que ya han asumido la ausencia de Duncan porque tienen en Gasol al mejor profesional que podría ocupar su puesto.

El resto del núcleo del equipo, incluido el veterano escolta argentino Manu Ginóbili, se mantiene y nadie duda de que bajo el liderazgo del alero Kawhi Leonard, el mejor jugador de la NBA que combina ofensiva y ataque, los Spurs serán de nuevo aspirantes a luchar por el título en la Conferencia Oeste.

Otro equipo con aspiraciones será Los Ángeles Clippers, que vuelve también con su bloque intacto, lo mismo que le sucede a Portland Trail Blazers, que se espera pueda ocupar el puesto dejado vacante por los Thunder, que sin Durant tendrán que ver qué es lo que pueden hacer con el base estrella Russell Westbrook como su único jugador franquicia.

Los Rockets, sin Howard y con el escolta James Harden también de único líder, y con el veterano Mike DAntoni como nuevo entrenador, pueden ser una máquina de anotar puntos, pero la clave estará en si también van a hacer buena defensa.

Los Grizzlies de Memphis repiten también núcleo con el pívot español Marc Gasol de gran líder y completamente recuperado de la lesión que sufrió la pasada temporada en el pie derecho y que le impidió ir a los Juegos Olímpicos de Río.

En el banquillo tendrán nuevo entrenador con el novato David Fizdale, un hombre que llega de los Heat y por lo tanto de la escuela de Pat Riley, garantía de que el equipo jugará buena defensa.
El hermano mediano de los Gasol tiene muy claro que el equipo volverá a luchar por estar entre los mejores de la Conferencia Oeste, donde los Lakers, con Luke Walton, su exjugador, de entrenador, inician un nuevo proceso de reconstrucción sin que tengan ningún jugador estrella por primera vez en su historia.

La misión de Walton, que triunfó e hizo historia como asistente e interino con los Warriors, en sustitución de Kerr, es la de reconstruir desde abajo un proyecto con jóvenes talentos y veteranos como el base español José Manuel Calderón.

Otros dos equipos plagados de jóvenes talentos como son los Nuggets de Denver y los Timberwolves de Minnesota, que han apostado su renacimiento al veterano entrenador Tom Thibodeau, están ilusionados por ver si les ha llegado la hora de alcanzar los playoffs.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)