26 de junio de 2015 23:53

La involución de Brasil

Diego Tardelli. Foto: AFP

Diego Tardelli. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
David Paredes

Dunga asumió, por segunda ocasión, la dirección de la Selección de Brasil en un momento crítico, tras la debacle del 7-1 que le propinó Alemania en el Mundial 2014.

Luego de 11 meses en el banquillo de la selección brasileña, Dunga prefirió ser cauto para no ilusionar a los fanáticos que añoran a Pelé, Zico, Ronaldo, Romario... y el ‘jogo bonito’, de pases cortos, jugadas vistosas a nivel individual y colectivo con toques malabaristas.

Esta fue la bandera de Brasil y con la que ganó cinco mundiales y ocho Copas América.

Desde Pelé, el más representativo de la ‘Verdeamarela’, han surgido varios nombres que han tratado de quitarle la corona de máximo goleador.

Desde Zico, Sócrates y Falcao, los sucesores inmediatos del equipo que se consagró campeón mundial en 1970, hasta la nueva generación encabezada por Neymar, han tratado de revivir las hazañas históricas y recuperar la ‘huella digital’ de Brasil.

A ese juego fantástico se agrega que Brasil es, junto con Argentina, uno de los mayores exportadores de futbolistas del mundo. En lo que va de este año ha exportado 560 futbolistas a clubes de Europa, en su mayoría, según el TMS de la FIFA.

A pesar de tener talentos en las mejores ligas del mundo, Dunga todavía no encuentra la fórmula para proponer el juego dinámico al que su público está acostumbrado.

Esta selección está lejos del ‘jogo bonito’ de Ronaldo y Ronaldinho. Y esto quedó en evidencia en la primera fase de la Copa América.

La falta de ‘cracks’ o referentes como Rivaldo o Ronaldo preocupa a los aficionados, quienes todavía tienen fresco en su memoria el papelón del Mundial pasado.

Tras la ausencia de Neymar, por la sanción que le impuso la Conmebol por los incidentes en el juego ante Colombia, la responsabilidad queda en manos de Diego Tardelli.

El delantero de 30 años del Shandong Luneng lleva el 9 de Ronaldo en su espalda. Sin ser contundente en el área rival, ha recibido críticas debido a su poca producción goleadora.
Tardelli ha disputado apenas 13 encuentros con la Selección y ha marcado tres goles.

Algo similar sucede con el delantero Roberto Firmino, quien lleva el 11 de Romario.

La producción del atacante, que desde julio jugará en el Liverpool inglés, es mejor que la de su compañero.
En este torneo de selecciones lleva un gol, cuatro remates al arco y tres asistencias.

Tardelli y Firmino son, junto con Robinho, las únicas cartas de ataque con las que cuenta Dunga para el duelo de hoy (16:30 hora de Ecuador) ante Paraguay, en Concepción.

El último gran exponente de esta generación de talentosos jugadores es Ronaldinho’, campeón mundial en el 2002, quien incluso fue pedido por los aficionados para que integrase el equipo de la Copa 2014.

1970

Pelé es el máximo referente de Brasil. Ganó los mundiales de 1958, 1962 y 1970.

1982

Zico fue el líder de la Selección en la década de los 80.

1994

Romario fue el goleador de la ‘Canarinha’ en los 90. Ganó el Mundial de 1994.

2002

Ronaldo se transformó en el segundo goleador de los mundiales.

2015

Tardelli,
 de 30 años, es el nuevo referente de ataque en esta Copa América.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)