9 de noviembre de 2017 00:00

La inversión de USD 11,2 millones no dio resultado en Liga de Quito

Hernán Barcos, goleador de LDU y del torneo con 19 tantos, se lamenta en un cotejo

Hernán Barcos, goleador de LDU y del torneo con 19 tantos, se lamenta en un cotejo. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 7
Indiferente 7
Sorprendido 2
Contento 17
Álex Puruncajas
Redactor. (D)
[email protected]

El entrenador Pablo Repetto analiza las posiciones en las que precisa reforzar al equipo albo para la temporada 2018. Además, hará una evaluación de la plantilla de jugadores para determinar quiénes continuarán y los que pudieran salir.

En diciembre, finalizarán los contratos de Daniel Viteri, Norberto Araujo, Henry Quiñónez, John Narváez, Fernando Hidalgo, Jonathan Betancourt y Hernán Barcos.

Betancourt está a préstamo y existe la opción de adquirir sus derechos deportivos al final del año, pero el media punta ha sido relegado a la suplencia en el último mes. Por ello, aún no se decide su permanencia.

El ‘Pirata’ sí está en planes, pero su continuidad es incierta puesto que Sporting de Lisboa tiene la potestad de retenerlo y no se han acordado sus condiciones salariales.

El DT pidió a los directivos más tiempo para esa evaluación. Eso sí, su intención es armar un grupo más competitivo y dejar atrás la campaña de esta temporada, en la que Liga estuvo cerca de la zona del descenso a la Serie B, en la primera etapa, con Gustavo Munúa.

Repetto
llegó en julio para reemplazar a su compatriota uruguayo. Con él, los azucenas actualmente son octavos en la tabla acumulada, algo que les permitiría pelear una ‘repesca’ a la Sudamericana ante el campeón de la Serie B. Faltan cinco fechas para el fin de la segunda fase. Ahí, se definirá su ubicación final.

La clasificación a la Sudamericana no era el objetivo planteado en enero. El conjunto quiteño se armó con un presupuesto de USD 11,2 millones para disputar los primeros lugares, que otorgan los cupos a la Copa Libertadores.

Esta cifra representa el tercer presupuesto más costoso del campeonato. Solo está detrás de la inversión realizada por Barcelona (USD 15,7 millones) y Emelec (USD 13).

Santiago Jácome, gerente deportivo de Liga y quien permanece con los jugadores todos los días en las prácticas, reconoce que la Comisión de Fútbol no esperaba la posición actual. “Ha sido un año durísimo, uno de los peores de la institución”, expresa el quiteño, quien también fue defensa de los universitarios.

Para Jácome es inadmisible que por “estrés o desconcentraciones” el equipo haya perdido encuentros y opciones de acercarse a la pelea por el título. “Los números son contundentes. Hemos sido irregulares”.

La ‘U’ contrató seis ecuatorianos y cuatro extranjeros al inicio de la temporada. Los nacionales llegaron tras ser observados por los dirigentes y sobre la base de un informe que dejó Álex Aguinaga.

El argentino Hernán Barcos y el uruguayo Horacio Salaberry también fueron reclutados por los directivos. Los charrúas Rubén Olivera y Felipe Rodríguez fueron solicitados por Munúa.

De los cuatro, solo están Salaberry y Barcos, quien tiene la mejor producción de entre los extranjeros. Es el que más ha jugado (3 536 minutos) y es goleador, con 19 anotaciones.

Esteban Paz, presidente de la Comisión Ejecutiva de LDU, admitió que no todos los foráneos tuvieron un buen rendimiento. Cuando se fue Olivera reconoció que se hizo una inversión por su desvinculación. No precisó el monto.

Con la salida de los uruguayos llegaron el mediocampista colombiano Sherman Cárdenas y el zaguero brasileño Lucas de Lima, quien ha tenido más minutos de juego.

Desde julio, Liga ha recibido menos goles: 22 en relación a los 32 de la primera fase. También ha mejorado en algo su producción goleadora: 27 tantos en relación a los 25 del primer semestre del año.

Sin embargo, Repetto admite que esta campaña es insuficiente. En los últimos dos juegos, Liga perdió y quedó sin chance de pelear por sí mismo el primer lugar. Para el DT, es clave solo plantearse objetivos cortos. “Estamos octavos y peleamos por ese puesto. Eso no quiere decir que vamos a dejar de pelear hasta el final”.

Polo Carrera, antigua estrella y extécnico de los universitarios, argumenta que los cambios influyeron en la campaña. Para él, LDU pudiera mejorar recién en el 2018.

Jácome recalca que ahora la prioridad es ir a la Sudamericana para contar con ingresos y por la imagen. La primera ronda del torneo entregará, al menos, USD 250 000 a cada club clasificado. Además, el certamen permite negociar con los auspiciantes.
Los patrocinadores aportan con el 50% del presupuesto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (7)