23 de mayo de 2016 00:00

Independiente se encomienda a las manos de ‘San Librado’

Daniel Azcona ha sido la figura de los ‘Rayados’ en la Copa. Foto: Julio Estrella, archivo / EL COMERCIO

Daniel Azcona ha sido la figura de los ‘Rayados’ en la Copa. Foto: Julio Estrella, archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 18
Redacción Deportes

Daniel Azcona aprendió a ubicar sus manos para las fotografías. Por el gran momento que vive en su carrera, es uno de los más buscados por las cámaras. Al golero de Independiente del Valle le gusta cruzar los brazos o poner las manos en los hombros del compañero que se ubica adelante de él.

También aplaude cuando hay goles de su equipo o las cámaras de televisión le enfocan.
Azcona es uno de los mejores guardametas en los octavos de final de la Copa Libertadores y mañana será titular en el partido de revancha ante Pumas, por los cuartos de final del torneo más importante del continente.

“Esperamos que Daniel vuelva a tener una muy buena actuación y los chicos saquen su fútbol para clasificarse”, dijo el presidente del club, Franklin Tello.
El guardameta, fiel a sus costumbre, llevó en su mochila la imagen de la Virgen de Caacupé, que es una especie de amuleto en los partidos. La imagen nunca falta en el altar religioso que levantan los jugadores en el camerino antes de los cotejos. El golero, de 32 años, también es devoto del Divino Niño Jesús.


Los números de Azcona son sorprendentes en el arco del plantel sangolquileño. Llegó en el 2010, pero su mejor año fue la temporada 2014. Atajó en los 44 partidos del torneo local y solo le marcaron 36 goles. “Ha sido uno de lo mejores ejemplos de goleros en el fútbol ecuatoriano. Muy responsable, que ni siquiera acumuló amarillas y mantiene una gran regularidad en todo el año”, manifestó el exgolero Jacinto Espinoza. 
Azcona es uno de los jugadores que comparte bromas con sus compañeros, pero es uno de los más serios en el camerino.

Él es uno de los que comandará la delegación que sueña con meterse en las semifinales del torneo. “Sería un sueño clasificarnos a la semifinal y enfrentarnos a otro gigante como Boca”, dice ilusionado el volante Júnior Sornoza. 
Con esa ilusión, los ‘Rayados’ viajaron la madrugada de ayer rumbo a México. Una delegación de dirigentes se adelantó el sábado por el tema logístico y con el fin de preparar la coordinación para que el equipo puede realizar hoy su último entrenamiento.


El DT Pablo Repetto, el cuerpo técnico y los jugadores revisaron videos de los partidos de Pumas en la Copa. La evaluación fue alentadora porque la defensa del Pumas es insegura en los partidos de local. Por ejemplo, en la fase de grupos recibió goles en los tres partidos que jugó en el estadio Olímpico Universitario, en el Distrito Federal. Emelec le marcó dos tantos.
Pero la fortaleza de los mexicanos es el juego aéreo. “Han marcado muchos goles con pelota detenida.

Los defensas centrales son muy espigados y les gusta subir a cabecear. Tendremos que hacer un partido inteligente”, analizó el asistente técnico Óscar Quagliata. 
La estrategia de los sangolquileños será no jugar cerca de su arco y buscar contragolpear con la velocidad de los dos laterales Bryan Cabezas y Julio Angulo.
El delantero José Angulo será el hombre en punta que buscará marcar un gol, que alivie la tensión del gol recibido en Quito. Tras el partido en México, los jugadores del Valle que están en la Tri viajarán a EE.UU., para la Copa Centenario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)