17 de January de 2014 16:14

Ghost V-Spec: un Rolls-Royce repotenciado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tras su lanzamiento en el 2010 como hermano menor del Phantom, el de una variante con carrocería alargada en el 2011 y el de un cupé deportivo denominado Wraith en el 2013, Rolls Royce acaba de presentar una cuarta versión del modelo Ghost que ya está disponible en Europa y lo estará hasta junio próximo.

Se trata del V-Spec, un vehículo dotado de un motor que incrementa en 30 caballos la ya descomunal potencia del modelo base (571 HP) y que cuenta con una serie de elementos estéticos y de equipamiento que lo distinguen del resto de ejemplares de la gama.

Físicamente, es una berlina de cuatro puertas y cuatro plazas que está disponible tanto con una carrocería "corta" (5,40 metros) como con una larga (5,57 metros).

[[OBJECT]]

Esta última se diferencia de la anterior porque ofrece un mayor espacio para las piernas en las plazas traseras, tiene un techo panorámico específico, asientos e iluminación diferentes.

En ambos casos, las puertas traseras se abren en sentido contrario a las delanteras, en un ángulo de hasta 83 grados, para facilitar el ingreso de los ocupantes. Hay dos configuraciones para las plazas posteriores: con butacas individuales o con asiento y respaldo de una sola pieza. En el primer caso se puede incluir una función de masaje y ventilación.

[[OBJECT]]

La suspensión de resortes neumáticos permite modificar la altura de la carrocería hasta 5 cm entre su posición más alta y la más baja. También tiene amortiguadores controlados electrónicamente, que permiten cambiar su dureza en función de las condiciones de carga o del estado de la vía.

El Ghost V-Spec, en sus variantes corta y larga, lleva un motor de gasolina V12 de 6,6 litros de cilindrada que, gracias a la inyección directa de combustible y a dos turbocompresores, es capaz de desarrollar 601 caballos de potencia.

El motor va unido a una caja de cambios automática de ocho velocidades, fabricada por ZF, en la que la séptima y octava relaciones son sobremarchas. Su desarrollo es tan largo que el auto alcanza su velocidad máxima (250 km/h) antes de que el motor llegue a su régimen de potencia máxima (5250 rpm).

[[OBJECT]]

El consumo de combustible promedio del Ghost corto es de 3,7 galones por cada 100 km recorridos, lo cual se considera normal para sus características, pues al tamaño del motor hay que sumar un coeficiente aerodinámico desfavorable (0,33) y un peso elevado (2 460 kg). En cuanto a las prestaciones, acelera de 0 a 100 km/h en apenas 4,7 segundos.

Entre los elementos de equipamiento se cuentan un sistema de visión nocturna con reconocimiento de peatones (la información se proyecta en el parabrisas), sensor para conexión automática de luces intensas y alerta de cambio involuntario de carril.

Opcionalmente puede tener cámaras que controlan la parte frontal, trasera, lateral y superior de la carrocería. La información que proyectan estas cámaras se combina y se muestra en una sola, para ayudar al conductor en las maniobras.

Los compradores de este vehículo pueden escoger entre 44 000 colores diferentes para la carrocería. Cualquiera de ellos se puede combinar con un tono plateado específico para el capó, la mascarilla y los pilares. Para el interior están disponibles nueve tipos diferentes de cuero.

Fuente: rolls-roycemotorcars.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)