21 de julio de 2014 11:42

Los futbolistas ecuatorianos profesionales se irán a la huelga indefinida

El jugador del Deportivo Quito, Washington España, durante una rueda de prensa para reclamar el pago de los sueldos. Foto: El Comercio.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 4
Indiferente 10
Sorprendido 27
Contento 0
Redacción Deportes

La Asociación de Futbolistas Profesionales del Ecuador (AFE) confirmó la mañana de este lunes 21 de julio que paralizarán el Campeonato Nacional desde las 00:00 del miércoles 23 de julio. El organismo dio a conocer su resolución a través de un boletín de prensa en el cual constan las firmas de Iván Hurtado, como presidente, y Edwin Tenorio, como vicepresidente.

En el comunicado se argumenta que la crisis económica que viven los clubes y la deuda que estos mantienen con los jugadores, originaron la decisión de la medida. 17 clubes de las series A y B (son 24 en total) adeudan salarios de entre tres y seis meses a los planteles, algo que ya no están dispuestos a tolerar.

Otra de las acciones que tomará este organismo será una reunión con Carlos Marx Carrasco, ministro de Relaciones Laborales, prevista para las 12:00 de este lunes 21 de julio, con quien abordarán este tema y la vulneración de sus derechos. "La huelga es el último recurso que le ha quedado a los futbolistas del país y a su organismo AFE ante la desatención que han sido víctima", explica el comunicado.

Tenorio ya había anticipado esta paralización el pasado viernes, sin confirmar la fecha de realización. Al respecto, Luis Chiriboga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), había manifestado que Hurtado no estaba en el país y que esperaría su regreso. "Estamos cumpliendo con lo que acordamos", aseguró.

En la fecha 19 del campeonato, hace 15 días, los futbolistas de viarios clubes salieron a la cancha con pancartas reclamando el pago de sus sueldos atrasados, lo que llamó la atención de los aficionados y de los medios, generando la reacción de la AFE.

Además, al inicio del año se establecieron nuevas sanciones y medidas para que los equipos cumplieran con sus obligaciones laborales con los jugadores. Estas iban desde presentaciones de roles de pago ante la FEF hasta pérdida de puntos y categoría si los clubes no cumplían. Pero, durante la paralización del torneo por el Mundial de Brasil 2014, estas medidas quedaron suspendidas temporalmente.

Luego, los dirigentes de los equipos argumentaron que esa paralización complicó aún más sus economías. Mientras que los futbolistas demostraron sus malestar y hasta detallaron los problemas personales que han tenido al no cobrar sus salarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)