8 de noviembre de 2017 00:00

El fútbol femenino juvenil tiene más actividad

Yamile Vargas (12) y Sheyla Huatatoca, de Orellana y Napo, durante el cotejo de ayer

Yamile Vargas (12) y Sheyla Huatatoca, de Orellana y Napo, durante el cotejo de ayer. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Manuel Quizhpe
Redactor (D)

Maite Shiguango, de 12 años, se estrenó ayer con la selección de fútbol de Napo y lo hizo en los últimos siete minutos del cotejo ante Orellana. Su equipo goleó 4-0 y alcanzó la medalla de bronce de los XII Juegos Nacionales de Menores.

Al final del cotejo, Shiguango se mostró feliz, se abrazó con sus compañeras y recibió las felicitaciones del técnico Ángel Paguay. Durante su permanencia en la cancha del estadio Alejandro Serrano, la volante ofensiva tocó con precisión el balón y también marcó sin miedo a sus rivales.

Ella es una de las 128 futbolistas Sub 14 inscritas para los Juegos. Azuay, Loja, Los Ríos y Pichincha se quedaron en la fase clasificatoria, realizada en Portoviejo y Tena. Mientras Napo, Orellana, Guayas y Manabí accedieron al cuadrangular final.

Shiguango es alumna del séptimo de básica de la Unidad Educativa Juan XXIII. “Me siento feliz porque me esforcé para representar a Napo y ahora mi sueño es ser seleccionada del Ecuador”. Incursionó en el fútbol a los ocho años y es integrante del club Palandacocha, que pertenece a su barrio.

El reto de llegar al combinado nacional lo comparte la mayoría. La capitana de Napo, Sheyla Huatatoca, contó que anhela seguir los pasos de su hermano Kléver, quien juega en la Sub 16 de Barcelona Sporting Club, de Guayaquil.

Huatatoca insistió que su hermano lo inculcó a jugar fútbol y lo hace a pesar de cierta resistencia de su padre. “Él quiere que me dedique al estudio, pero mi madre me apoya en todo”. La número 10 de Napo admira a la futbolista estadounidense Alex Morgan.

Según Sebastián Morales, estratega de Orellana, es complicado masificar el fútbol femenino en las provincias cuando faltan torneos locales y respaldo dirigencial. Para estos Juegos, por ejemplo, hubo una preparación de dos meses.

Para conformar la selección de Orellana se cursaron invitaciones a través de las instituciones educativas de Coca. Se escogió a las mejores y con poco trabajo clasificaron al cuadrangular final. El DT se mostró satisfecho porque “en la fase clasificatoria dejamos a Pichincha y Azuay”.

Para Ángel Paguay, adiestrador de Napo, el nivel técnico de las jugadoras es bueno, pero puede ser mejor con mayor competencia. A su criterio, que dos provincias orientales hayan disputado el tercer lugar pone en evidencia el progreso.

En el caso de Napo, las futbolistas se entrenaron tres meses. Para conformar la selección se organizó un torneo con cuatro clubes de Tena. De allí se ‘reclutó’ a las chicas. “Las provincias grandes tienen campeonatos femeninos”.

Sin embargo, no hay excusas y la meta es acortar diferencias con provincias como Guayas y Manabí, que tienen jugadoras para escoger, apoyo económico y siguen un proceso.

Alfonso Obregón, entrenador de la selección masculina de fútbol de Manabí, destacó la labor que realiza la exfutbolista Valeria Palacios, quien dirige al combinado femenino de su provincia. “Ella jugó el Mundial de Canadá 2015 y sabe manejar al grupo”.

Para el exseleccionado nacional, Manabí tiene un campeonato de fútbol organizado un Diario local y esa es una ventaja. “Allí juegan todos los cantones y los técnicos podemos mirar a nuevos valores”.

Antonio Pozo, vicepresidente de la Comisión Nacional de Fútbol Aficionado (Confa), se lamentó por el poco tiempo que duran los torneos de fútbol organizados por el Ministerio del Deporte. “Las provincias hacen su esfuerzo para jugar una semana o menos”.

Hoy, desde las 09:00, Manabí y Guayas definen el título femenino. Mientras a las 11:00, Manabí y El Oro disputan el primer lugar en varones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)