4 de July de 2010 00:00

Villa apagó la ilusión paraguaya y pone a España en la semifinal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Johannesburgo. DPA

España obtuvo  un puesto entre los cuatro mejores del Mundial por primera vez en 60 años después de vencer  1-0 a Paraguay, tras un partido resuelto gracias a la inspiración goleadora del delantero  David Villa y las manos milagrosas del golero  Íker Casillas.

El campeón de Europa pasó los cuartos de final del Mundial, fatídica barrera en su historia reciente, pero sudó lo que pocos imaginaban. Esto porque delante estuvo un Paraguay valiente, que dignificó todavía más su gran participación en el torneo.

España encontró exactamente el partido que menos esperaba. Si había trabajado cómo desbordar a un rival pegado a su área, pronto vio que ese empeño había sido estéril. Porque Paraguay fue  valiente desde un principio. Los guaraníes  presionaron en el propio campo ibérico, con su defensa cerca del centro del campo. España no supo leer esta propuesta durante muchísimos minutos. 

En  cambio, Paraguay creó  tres oportunidades de anotar.  La primera llegó al primer minuto, con un disparo de Jonathan  Santana que atajó Casillas. 10 minutos después ensayó  dos tiros más. España despejaba balones, lejos de su estilo y la  paciencia para tocar e inspiración individual.

Así, no entendió lo útil que es cansar al rival, el beneficio de tocar hasta encontrar la sorpresa. Además, hombres como Andrés Iniesta, Xavi Hernández o Fernando Torres actuaron muy por debajo de su nivel.

Paraguay se fue al descanso fortalecido por su valiente y eficaz propuesta. Y hasta tuvo derecho a  protestar un gol anulado a Nelson Valdez, a los 40’, por un fuera de juego  justo.  España, en cambio,  se retiró  desconcertada.

La segunda etapa no cambió mucho al inicio  y la reacción del DT Vicente  Del Bosque fue reemplazar  a Fernando Torres para situar a Cesc Fábregas.

El seleccionador español entendía que necesitaba balón, circular bien el cuero, abrir el campo. Por eso pasó a jugar con David Villa como único delantero en punta.

Lo que ocurrió entre los minutos 57 y 59 fue más una crónica de sucesos que un partido de fútbol.  Primero, Gerard Piqué cometió  un penal  sobre Óscar  Cardozo y Paraguay tuvo la gran ocasión que estaba esperando.  El  propio Cardozo ejecutó el lanzamiento y Casillas logró rechazar el remate. Acto seguido, España apeló  el contraataque y Villa cayó derribado.  Xabi Alonso quedó designado y marcó. Aunque el árbitro Carlos Batres ordenó repetir la ejecución del tiro penal...

Alonso  erró en el tiro, con un despeje  afortunado de Justo Villar. La acción siguió y el arquero paraguayo derribó a Fábregas. Pero el  juez guatemalteco Carlos Batres no decretó penal.

Tras este frenesí, el partido recobró algo de pausa. Paraguay se replegó por el cansancio, mientras España  ingresó al delantero a Pedro.  Aún así, la selección española no podía anotar.

Sin embargo, siempre  queda Villa, el  goleador del torneo. A siete  del final, Iniesta ingresó  por el centro y cedió a Pedro, cuyo remate se estrelló en un palo. Por ahí estaba Villa, quien tomó el rebote y marcó. Fue su quinto tanto en este Mundial.

El final fue intenso. A  tres minutos del final Casillas realizó dos espléndidas intervenciones a sendos disparos de Barrios y Santa Cruz.

Así,  España había salvado un partido que nunca imaginó, ante una Paraguay que hizo honor a su condición de cuartofinalista del Mundial.  El campeón de Europa ganó su derecho a seguir peleando por el trono mundial. Su próximo rival será la poderosa selección alemana.

Martino: España sí logró acertar

Gerardo Martino,  técnico de la Selección paraguaya, lamentó la derrota y argumentó   que España sí acertó. Pero destacó el esfuerzo de sus dirigidos en el partido  por cuartos de final del Mundial.  “Entregamos todo. Tuvimos oportunidades. Esto es un juego. Se crean situaciones. Un equipo que acertó y nosotros no”, reiteró el argentino que está al frente del equipo albirrojo que  cayó  1-0 ante España.

Martino agradeció a los jugadores: “entregaron absolutamente todo”, dijo  y  restó dramatismo a la derrota.

En cambio, Vicente del Bosque fue más crítico pese a que logró la clasificación a semifinales. “Debemos estar felices, pero debemos reconocer que no hemos jugado bien”.

“No hemos estado a gusto con la pelota, eso es clave para que las cosas funcionen en el campo de juego”,  indicó el entrenador de los ibéricos. 

El entrenador elogió también a Alemania, su rival del  miércoles en las semifinales.  “Es la mejor selección en este momento”.  DPA

Alineaciones

España:  Íker Casillas,  Sergio Ramos, Carles Puyol , Gerard Piqué, Joan Capdevila; Sergio Busquets,  Xavi, Xabi Alonso, Andrés Iniesta;  Fernando Torres y  David Villa.

Paraguay:  Justo Villar;  Darío Verón, Paulo Da Silva, Antolín  Alcaraz, Claudio Morel; Cristian Riveros, Édgar Barreto, Víctor Cáceres, Jonathan Santana;  Nelson Valdez y Óscar Cardozo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)