19 de July de 2010 00:00

‘El triunfo de España es el triunfo del fútbol’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Pablo Campos. Quito

España acaba de quedar campeón jugando todos sus partidos a la ofensiva. ¿Fue un triunfo del fútbol espectáculo?

Definitivamente. El triunfo de España es el triunfo del fútbol. Ellos vienen jugando bien desde hace tiempo, tienen una estructura con jugadores como Iniesta y Xavi. Tuvieron dificultades en el primer partido, pero como equipo fueron fuertes. Solo comprobaron lo que habían hecho antes en la Eurocopa y en las eliminatorias.

Holanda, el otro finalista, también jugó bien, pero en la final se dedicó a lanzar patadas. ¿Le extrañó esa actitud?

No me sorprendió, eso estaba previsto. Holanda demostró buen juego cuando tenía la pelota. Antes de la final se enfrentó con equipos que esperaban más, que contragolpeaban, pero en la final tuvo al frente un equipo que tiene el 80% de posesión de la pelota. Y cuando te encuentras con un equipo así, a veces puedes reaccionar con brusquedad por impotencia.

¿Le gustó lo que vio del Mundial? ¿Cuál fue el nivel de juego?

Comparado con otros mundiales no fue tan atractivo. Me gustó desde octavos de final porque mejoró el fútbol, los equipos salieron a ganar y eso ayudó a que se viera un mejor espectáculo. Tuvimos un inicio grande para los sudamericanos, pero de a poco se fueron cayendo Brasil, Argentina, Paraguay. Pero el mejor fútbol estuvo desde octavos.

En el Mundial brillaron los obreros como Xavi, Robben, Forlán... ¿Por qué no pudieron destacarse los astros como Messi, Rooney, Cristiano Ronaldo?

El fútbol es un deporte en donde cada vez es más importante el juego colectivo y no solo la inspiración de uno u otro jugador. Se impusieron los equipos que trabajaron mejor y eso pasó en el Mundial, en la Champions League y en las eliminatorias. Depender de las individualidades es complicado, porque depende de los momentos de los jugadores, de la presión que tengan.

Eso le pasó a Messi en Argentina. ¿No lo presionan mucho?

¡Es el mejor jugador del mundo! Es normal que todos demanden de él lo mejor, pero como ya dije, en el fútbol actual, uno solo no puede definir todo.

Otro de los llamados a dar espectáculo fue Brasil. ¿Qué pasó?

No supieron cómo manejarse luego del gol de Holanda (NLDR: Brasil perdió 2-1 ante los holandeses en los cuartos de final). Brasil no reguló los tiempos del juego. En el fútbol, cuando te empatan por un error de descoordinación te puedes quedar sin respuestas, sin motivación. No se levantaron y Sudamérica se quedó sin su estandarte.

¿Y Argentina? La motivación de Maradona no fue suficiente...

Le dije a varios amigos que si Argentina superaba los cuartos de final estaba para campeón. Pero no tanto por su juego de conjunto, sino por la suma de buenos jugadores que tenía. La motivación es importante, pero no lo es todo. Argentina apelaba a las individualidades y por eso fracasó.

¿Como jugador qué le pide usted a un DT? ¿Cuánta dosis de motivación y cuánto de trabajo?

No solo se necesita motivar. Hay que trabajar mucho y de forma planificada y casi perfecta. Para llegar a cosas grandes se necesita trabajo y sobre todo un compromiso del equipo.

¿Este Mundial le dejó algo para aprender, para imitar?

Algunas cosas. Me gustó mucho la posesión y la dinámica que tiene el medio campo de España. Iniesta y Xavi son tiempistas, siempre te dan respiro, porque tienen el balón y le dan buen destino. Adelante Pedro y David Villa que son goleadores. Me gustó la forma de defender y atacar de Uruguay, su funcionamiento era casi perfecto. Fue destacado desde el comienzo.

Diego Forlán fue escogido como el mejor jugador. ¿Coincide?

Sí, porque fue un jugador determinante: hizo cinco goles de gran calidad, colaboró también en la defensa, fue solidario con su equipo. Encarnó la esencia de lo que mostró Uruguay: buen fútbol y mucha garra, que es el tipo de juego que a mí me gusta.

¿Qué pensó cuando Sebastián Abreu fue a cobrar el penal decisivo ante Ghana?

Yo sabía que la iba a picar (tocar ligeramente el balón y no colocarlo). Se los dije a mis compañeros en la concentración en Carcelén

¿Cómo sabía? ¿Fueron compañeros en Tigres de México?

No, fuimos rivales. Yo jugaba en Tigres y el Monterrey y siempre hacía lo mismo. A veces le atajaban los tiros.

¿Usted qué habría hecho?

Yo soy de colocar más, no de picar. Creo que es una responsabilidad grande, muy fuerte. Pero él lo hizo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)