1 de September de 2012 00:03

Los tricolores practicaron en una cancha reducida de 30 metros

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los seleccionados ecuatorianos cumplieron ayer su segundo día de entrenamientos con ejercicios físicos y también estrategias futbolísticas para vulnerar la resistencia de la Selección de Bolivia. Este juego será el próximo viernes, en el Olímpico Atahualpa. Cuatro días más tarde, la Tri visitará el Centenario de Montevideo para medirse con Uruguay.

La novedad de ayer en la tarde fue observar la primera práctica del golero Robinson Sánchez en la Casa de la Selección.

El futbolista del Olmedo de Riobamba fue convocado como alternativa por la lesión de Máximo Banguera, quien de no haber parado los esfuerzos físicos, hubiese podido tener un desgarre muscular en su muslo derecho. Por eso, Patricio Maldonado, jefe médico del equipo ecuatoriano, sugirió que el guardameta del Barcelona porteño quedara fuera de la Tri en esta convocatoria.

Sánchez, oriundo de Sangolquí, estuvo contento por ser tomado en cuenta y dijo que esa misma sensación la tienen su familia y sus personas más cercanas.

Ya en la práctica, el deportista de 34 años estuvo atento a las indicaciones de Pedro Zappe, ex portero colombiano y actual preparador de arqueros del equipo.

Los seleccionados trabajaron ayer en dos grupos. Por un lado, los goleros, quienes con Zappe priorizaron los trabajos para mejorar la reacción y la ubicación en el arco, y por otro los jugadores de campo. Estos últimos corrieron, saltaron y se estiraron bajo la guía de Carlos Velazco, preparador físico del combinado nacional.

Para entrar en calor, estuvieron unos 10 minutos en el suelo. Desde allí realizaron varios ejercicios de estiramiento, sobre todo en las piernas. Entre otros trabajos de elongación, todos se tomaron sus tobillos con las manos cuando estaban de cara al piso.

Después de 25 minutos de elongaciones, saltos y piques cortos de velocidad, 10 futbolistas hicieron una práctica de fútbol.

Para esto, el entrenador Reinaldo Rueda dispuso que los arcos se juntaran a 30 metros de distancia. En ese espacio reducido los tricolores buscaron entregar pases precisos para luego convertir goles. Michael Arroyo, Narciso Mina, Dennis Quiñónez, entre otros, estuvieron entre los más entusiastas sobre la cancha de césped de la Casa de la Selección.

Este trabajo lo supervisaron muy atentos el entrenador Rueda y su asistente Alexis Mendoza. Ambos, uno a cada costado de la pequeña cancha implementada, observaron el rendimiento y la actitud de los seleccionados.

En esta práctica, el golero titular fue Alexander Domínguez, quien ya estuvo en el partido anterior por las eliminatorias sudamericanas. En aquella ocasión Ecuador se impuso 1-0 a Colombia en el estadio Atahualpa. Ocurrió el pasado 10 de junio.

Juan Carlos Paredes, del Deportivo Quito, no participó de esta actividad de fútbol y trotó alrededor de todo el gramado. Esto, porque él jugó el jueves en la noche en la victoria 2-1 del Deportivo Quito ante el Aurora (Bolivia) en la Copa Sudamericana. El otro jugador chulla en la Tri, Luis Saritama, no practicó por una molestia en la rodilla izquierda. Él dijo que espera juntarse a sus compañeros en la práctica de hoy.

Los seleccionados se entrenan a las 09:45. En la tarde, algunos de los que militan en el exterior empezarán a llegar desde las 17:20.

Los ‘legionarios’

Hoy se espera a Joao Rojas y Jefferson Montero a las  17:20.

Mañana arribarán Segundo Castillo y Jorge Guagua, también a las 17:20. Un poco más tarde, el delantero Jaime Ayoví  llegará a las 18:50.

Walter Ayoví tiene previsto su arribo para las 23:02.

El lunes se espera la llegada de Christian Benítez (17:20), Luis Antonio Valencia (22:02), Felipe Caicedo (23:02) y Oswaldo Minda (23:17).

Renato Ibarra aterrizará a las 00:30 del martes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)