16 de September de 2012 00:03

De la Torre mantiene a Barcelona en lo alto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Bryan de la Torre salvó a Barcelona de una derrota que hubiera sido dolorosa para los canarios. El cuadro porteño igualó ayer 1-1 con Independiente del Valle, en su visita al estadio Olímpico Atahualpa.

Era el minuto 87, De la Torre tomó un rebote y pateó colocado al ángulo izquierdo del golero sangolquileño Librado Azcona. Barcelona perdía 1-0 porque Daniel Samaniego, en el 75’, puso en ventaja al Independiente, de penal. Por ello, la conquista de De la Torre puso a delirar a los cerca de 10 000 seguidores del ‘Ídolo’.

[[OBJECT]]

Fue un gol salvador, porque el equipo de Gustavo Costas perdía la punta y se quedaba con 17 puntos. Pero con el empate sumó 18 unidades y comparte el liderato con Olmedo y Macará. Los canarios tienen un gol promedio de +7, al igual que los riobambeños. Los ambateños, en cambio, tienen +4. La diferencia radica en que Olmedo tiene un gol a favor más que los guayaquileños (16 sobre 15).

El empate también fue celebrado con euforia por el DT Gustavo Costas. De la Torre alivió su ansiedad, porque su equipo no era capaz de abrir un hueco en la amurallada defensa local. Independiente no causaba mayor peligro en el arco de Damián Lanza, pero supo defenderse de las cargas de los talentosos Damián Díaz, Michael Arroyo y Narciso Mina.

La tarea para los toreros fue más complicada con el marcador a favor del equipo de Carlos Sevilla, que ya jugaba con uno menos por la expulsión de Luis Caicedo (66’). Entonces apareció la figura de De la Torre, un jugador cumplidor, que asimiló la carga de ser lateral izquierdo ante la ausencia de Roosevelt Oyola por lesión.

De la Torre no era titular con Costas. Estuvo relegado en la primera fase del torneo y, ante la carencia de un lateral derecho, poco a poco convenció al estratega de sus condiciones, hasta consolidarse como titular.

Ayer, aunque no manejaba el perfil zurdo, marcó y se proyectó cuando tuvo opciones. Así llegó su conquista, un gol que salvó a Barcelona para regocijo de sus simpatizantes. Dos minutos antes, Juan Carlos Ferreyra falló un penal, que pudo ser el de la victoria de los amarillos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)