8 de May de 2014 00:02

La Selección de Suiza tiene una mezcla de nacionalidades y estilos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Más de la mitad de los integrantes de la Selección suiza tiene raíces inmigrantes. Ese es la característica determinante en el equipo del DT Ottmar Hitzfeld que busca ser una de las sorpresas en el Mundial de Brasil.

La imagen de este seleccionado ha evolucionado en el último lustro. La Asociación Suiza de Fútbol (ASF) empezó en el 2008 uno de los programas de desarrollo de juveniles más importantes de Europa, aprovechando, sobre todo, el potencial de las comunidades de inmigrantes del país.

Con un promedio de 26 años, el habitual equipo titular de este combinado europeo tiene siete futbolistas nacidos o con ascendencia de otros países.

El central Johan Djourou nació en Costa de Marfil; Granit Xhaka, Valon Behrami y Xherdan Shaqiri en Kosovo; mientras que Ricardo Rodríguez tiene ascendencias española (padre) y chilena (madre), Gökhan Inler, turca y Tranquillo Barnetta, italiana.

Esta mezcla de jugadores y estilos hacen de Suiza una Selección impredecible y con características de juego únicas. Fuerza y solidez en la defensa, al modo europeo, se combinan con velocidad y picardía, dignas de equipos sudamericanos o africanos.

Este es el décimo Mundial y el tercero consecutivo para Suiza. De los 11 jugadores que usualmente son titulares, 10 militan en ligas internacionales (seis en Alemania, tres en Italia y uno en España) y solo uno en el torneo local: Steve von Bergen, quien defiende al Young Boys.

Sin embargo, Suiza suele tener problemas en la zaga, según reconocen los diarios en su país. Philippe Senderos, jugador histórico y referente en el equipo, no pasa por un buen momento y eso ha generado inestabilidad en la estructura del equipo.

En el partido ante Islandia, por la eliminatoria europea a la Copa del Mundo de Brasil, por ejemplo: Suiza estuvo ganando 3-1 hasta el minuto 54 del cotejo. Pero, errores defensivos hicieron que el marcador finalizara 4-4.

Este es uno de los factores que quiere corregir el entrenador Ottmar Hitzfeld antes de su debut ante la Tricolor. Este juego será el domingo 15 de junio, a las 11:00, en el Estadio Nacional de Brasilia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)