25 de April de 2011 00:00

‘La selección de Argentina no es el Barcelona’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lionel Messi, del Barcelona, analiza a la selección de Argentina y su carrera en el ‘Barça’. Revela que recomendó al entrenador Sergio Batista.

Se arregla todo el tiempo el cabello mientras deja para después un llamado para cumplir con el compromiso pactado con La Nación. A las 17:45 en punto Lionel Messi aparece, tal como lo había prometido, y cruza la puerta para acomodarse en un sillón de esos que suelen tener los psicólogos en sus consultorios.“¿Tanta cara de loco tengo?”, es lo primero que dice en un encuentro extenso, intimista y donde la timidez se apartó gradualmente de su figura.

Messi espera la primera pregunta encorvado, con el brazo izquierdo apoyado en una pierna. El ‘Emperador del fútbol’, el ‘Rey poseedor del Balón de Oro’, se toma su tiempo. Cuando termina de responder un chat en su BlackBerry blanco y flamante, apaga el teléfono y se mete en la entrevista.

Mira de reojo que todo esté en orden y pide comenzar para cumplir con los tiempos que impone la rutina del seleccionado en esta gira. No es sencillo tener unos minutos con la gran figura del fútbol mundial, pero finalmente la oportunidad comienza.

Desde afuera se lo nota a gusto en esta etapa de la selección. ¿Cómo es desde adentro? ¿Cómo se siente usted?

La verdad es que estoy contento. Van bien las cosas en Barcelona y también es lo que buscamos con la selección. Después del Mundial hubo un cambio y poquito a poquito fuimos saliendo de esa amargura.

¿Ya se pudo superar?

Y, quiera o no hay que superarlo, dejarlo atrás porque vienen otras cosas. Ahora se acerca la Copa América, partidos importantes, obvio que queda siempre la amargura pero hay que pensar en otra cosa.

Tras ganar a Brasil y a Portugal, esta parece su etapa más feliz en el seleccionado.

Sí, me encuentro bien, tengo muchos amigos dentro del grupo, mu-chachos a los que conozco hace mucho tiempo. Tuve momentos buenos, otros feos también. Y este es un momento lindo para mí.

¿Aprendió de los feos momentos en la selección?

De todo se aprende. Y por supuesto que intento sacar lo positivo de lo malo para seguir aprendiendo cosas.

¿En qué etapa ve usted a la selección?

En una etapa de crecimiento. Vino un técnico nuevo. Y siempre que viene un DT nuevo pide cambios, cosas nuevas. Llevamos varios partidos ya y poco a poco vamos haciendo lo que él pretende de nosotros, lo que él quiere. Y creciendo a la manera del ‘Checho’ (Sergio Batista). Estamos lejos de lo que todos queremos o pretendemos, pero por el buen camino.

Se modificó su posición en la selección con Batista. ¿Siente que cambió su juego?

No, cambió como cambió en Barcelona. Juego en otra posición. Con Diego Maradona también había jugado así, pero con otro sistema. Ahora juego con el sistema del Barcelona y en la misma posición.

¿Qué vio en Sergio Batista? Fue muy elogioso durante su interinato, dijo que ojalá se pudiera quedar...

Porque estuve con él en Pekín 2008, conozco su pensamiento y su estilo de juego. Siempre es lindo tener un técnico conocido. Y sabía que las cosas se iban a dar de esta manera. Que ‘Checho’ iba a buscar que la selección jugara bien, que intentara siempre jugar bien a la pelota. Y creo que lo está consiguiendo poco a poco.

¿Le gusta la idea de tratar de replicar al Barcelona?

Sí, pero es un error comparar a la selección con el Barcelona. Nosotros intentamos hacer el mejor juego posible, hacemos muchas cosas del Barcelona, pero recién estamos empezando y nos falta mucho trabajo y tiempo.

¿Alcanzan tres años para llegar con el estilo de Barcelona al Mundial de Brasil?

Sí, alcanzan. Son pocas veces las que venimos a la selección, pero las aprovechamos para cada día sumarle algo nuevo a este planteo. Y con los buenos resultados todo es más fácil.

¿Qué lo motiva de la Copa América que se jugará en su país?



En este momento es una prioridad para la selección por lo poco que falta, porque sabemos que se jugará en la Argentina y estamos, prácticamente, obligados a ganarla. Sería lindo empezar a lograr éxitos con la camiseta argentina y con la gente en nuestro país apoyándonos.

Después de la Copa llegarán las eliminatorias. ¿Qué aprendió ahora que va a jugarla por segunda vez?

Y... (se ríe) Aprendí que todos los partidos son complicados. Que salir afuera en Sudamérica es difícil, que son partidos muy trabados, que mucho fútbol no hay. Son muy complicados.

¿Por momentos se podría pensar que, por lo trabado, los partidos son más difíciles que en la Champions?

Sí, se hace complicado porque es muy difícil jugar. Por como se dan los partidos, por las canchas donde te toca jugar de visitante, por los sistemas que habitualmente usan las demás selecciones cuando juegan contra Argentina... Por todo se hace más complicado.

¿Se siente cada vez más respetado y reconocido por el público argentino? Algo que quizá no se dio tanto en las eliminatorias?

Como le dije antes, este es un momento bueno para mí en la selección. Lo que pasó, pasó. Intento seguir creciendo y conseguir cosas con el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)