12 de December de 2012 00:01

Un reto familiar triunfar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En una humilde casa ubicada en el Suburbio Oeste de Guayaquil, Domingo Quintero esperaba cada diciembre a que su hijo Carlos regrese al finalizar la temporada en su equipo de turno.

Hace una semana, el nuevo delantero de Barcelona, volvió como todos los diciembres a su hogar tras finalizar su contrato con Macará, sin embargo esta vez su padre no lo esperó en la puerta, una enfermedad se lo impidió.

El ‘Pichón’ como le conocen al futbolista, se estremece al ver a su papá tendido en una cama a causa de aneurisma (dilatación localizada e irreversible de una arteria) que sufrió hace dos meses. Recuerda que fue él quien lo llevó a probarse en el club Rocafuerte cuando era un niño.

“Mi papá trabajaba en la cementera y como siempre me gustó el fútbol me llevó a probarme en Rocafuerte”, rememoró con tristeza.

El atacante de 30 años intenta ser fuerte frente a sus tres hijos (Escarley, Joao y Derik) y su esposa Idalia León. Pero enseguida se acuerda de otro dolor. En este mismo año perdió a su sobrino de 11 Marwin. También jugador en una escuela de fútbol del Oriente. “Un carro lo atropelló”, contó casi entre sollozos.

[[OBJECT]]

Carlos se contiene y prefiere hablar del presente. El haber firmado un contrato con el campeón ecuatoriano, lo motiva a seguir adelante.

Falta poco para la Navidad y el Año Nuevo pero se hizo una promesa: triunfar en Barcelona por su papá, su familia y su sobrino.

Es muy creyente. Encima de la mesa de comedor de la casa, tiene colocado un cuadro con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Su madre Delia Gloria una barcelonista confesa, lo limpia y lo venera al igual que el jugador. Todos piden por la salud de Domingo Quintero.

Por un momento, prefiere dejar las tristezas de lado. Juega con su hijo Derik el más pequeño y una gorra navideña. Dice que es un delantero que le gusta pelear en el frente de ataque. Así lo hizo en Rocafuerte, Tungurahua, Olmedo, Liga de Portoviejo, Pelileo y Macará sus equipos.

No quiere ser el reemplazo de Narciso Mina, jugador que ya fichó para el América de México. Quiere hacer su propia historia en Barcelona. Y hasta ya pensó en el número que le gustaría usar en el Ídolo, el 7. “No el 17 de Mina”, aclara el delantero.

No deja de mencionar su agradecimiento a Alberto Montaño, su asesor futbolístico y espiritual. El ex defensor canario fue quien lo ayudó a vincularse a Barcelona, al igual que José Doumet, presidente de la Comisión de fútbol del club.

Su casa está en remodelación, luce empolvada, quiere darle mayor comodidad a su familia.

Por lo pronto ha improvisado en la pequeña sala de hogar algunas sillas para acomodar a la gente que llega por una entrevista o para la visitas de amigos y familiares que han ido para felicitarlo por su vinculación al cuadro canario. Allí festejará la Noche Buena y el Año Nuevo, en espera de días mejores en su nuevo club el Barcelona y sobre todo con sus seres más queridos.

HOJA DE VIDA
Carlos Quintero Arroyo
Nacimiento Guayaquil 11 de abril de 1982.    
Debut  
Tungurahua 2001.
Su experiencia.  Ha jugado 80 partidos en su carrera en Serie A.     
Con Macará. Este año actuó 42 partidos con el equipo ambateño. Con Quintero en cancha la campaña celeste  fue de  12 victorias, 8 empates y 22 derrotas
Goles. Marcó 13 goles este torneo, 2 fueron de cabeza, 2 de penal y 9 con el pie (8 dentro del área y 1 fuera de las 18 yardas). 4 fueron en el Atahualpa, 1 en el Monumental.  


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)