15 de May de 2012 23:53

La relación Mantilla-Ischia empezó con elogios y acabó en acusaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La relación de amistad entre el cuerpo técnico y los directivos de Deportivo Quito se rompió tiempo atrás.

No fue el 7 de mayo, cuando el DT Carlos Ischia habló de mentiras y promesas incumplidas.

La relación tampoco se resquebrajó cuando Diego Rousse, preparador físico, escribió en twitter (@diegorousse): “Que desastre la dirigencia de deportivo quito, llena de gente ineficiente”.

Para un jugador chulla, que prefiere el anonimato, las declaraciones y la goleada (6-0) que les propinó Universidad de Chile en los octavos de final de la Copa Libertadores, ahondaron el escenario para que después la directiva despidiera a los argentinos.

“Tenían diferencias con el presidente desde antes. Creo que ambas partes esperaban un mínimo error para terminar con esto”, agregó el futbolista.
Fernando Mantilla, presidente, negó esa versión, ayer. Argumentó que la intromisión de Ischia en temas institucionales causó el punto de quiebre. “Esos temas se manejan a la interna del club. Son situaciones de orden doméstico”, afirmó Mantilla antes de viajar a Chile, el pasado martes.

Ayer, añadió que la salida del DT se podía solucionar con una disculpa y que no era necesario hacerla pública. “Él permaneció en su posición, al igual que su yerno (Rousse) que escribió en contra de la directiva del plantel”.

Esa postura fue, según Mantilla, la que impidió que existiera una reconciliación entre la directiva y el cuerpo técnico. “Él (Ischia) no quiso dar un paso para seguir con el proceso”, admitió.

En la reunión del lunes, el cuerpo técnico y la dirigencia tampoco llegaron a un acuerdo para finiquitar el contrato, sin necesidad de recurrir a los abogados.

Aquí el salario mensual del DT supera los 40 000. Mantilla admite que se le pensaba pagar hasta el último día de trabajo, pero Ischia exigió la totalidad de lo establecido en el contrato, es decir hasta fin de año.

“Él (Carlos Ischia) dijo que arreglará con sus abogados”, manifestó Mantilla, negándose a decir el salario que percibía el cuerpo técnico. Tampoco quiso revelar el valor que consta en la cláusula por la rescisión del contrato.

Ischia tampoco quiso contar detalles de su charla con la directiva. Él se limitó a decir “nos despidieron”. Ayer, en cambio, escribió en su cuenta personal de Twitter (@IschiaCarlos): “gracias por todos los mensajes. No me fui del Quito. ME DESPIDIERON, solo para aclarar. Me quedaré en la ciudad. Saludos”. Él tampoco ha contestado su teléfono.

Rousse también comentó ayer en Twitter. “Nos vamos con la tranquilidad de haber dejado todo. A la fuerza, pero terminó. Por nosotros no fue”. Añadió: “un día raro sin poder estar con el equipo. Gracias a todos los que apoyaron y en especial a los jugadores”.

Las palabras de aliento para Ischia y Rousse fueron evidentes en las redes sociales.

Tras la salida de Ischia, la directiva se concentra en buscar su reemplazo con igual o más experiencia y jerarquía. “Con el trabajo que hizo Carlos en el ámbito deportivo no tenemos ninguna queja. Sigo pensando que él es uno de los mejores técnicos”, admitió Mantilla.

Mientras llega el DT, Juan Carlos Garay, responsable del equipo de Reserva, dirigirá el plantel en las próximas tres fechas.
Mantilla aclaró que la directiva pretende seguir con el proyecto que lideró Ischia. Quieren ser primeros en el torneo nacional y en la Copa Sudamericana.

Sobre el tema de las “mentiras” a las que se refirió el técnico en sus declaraciones, el directivo no respondió. Dijo: habría que preguntarle a él. Aunque creo que tenía que ver con el tema de la visa”.

En las declaraciones del lunes 7 de mayo, Ischia también mencionó que ningún directivo le había resuelto el tema de su visa, vencida hace dos meses.
Mantilla, que ha logrado tres títulos con el Quito, añadió que sobre las “promesas incumplidas” no existe ninguna deuda pendiente. Aunque el premio económico por el título del 2011 recién se lo cancelará en el transcurso de este mes. “Todavía nos quedan más días”, agregó el directivo.

El club también les adeuda la mensualidad de abril al plantel de futbolistas. Aquí, Wladimir Ortiz, gerente deportivo, dice que esos rubros serán pagados este mes. “Son cosas que pasan en todos los clubes”.

Otro de los karmas que tiene el Quito es una deuda con el Servicio de Rentas Internas (SRI). El club debe USD 792 946,22 por retenciones de impuesto a la renta al plantel de futbolistas y cuerpo técnico de años pasados; además por el Impuesto de Valor Agregado (IVA).

Lo que dijo Fernando Mantilla a la llegada de Ischia 

“Cuando llegó Carlos  lo único que ofreció fue trabajo. Nos dijo ‘si me dejan laborar yo voy a ser campeón’, y me alegro que haya sido así”.
19 de diciembre del 2011

“Me parece que (Ischia) tiene muchísima experiencia. Tiene jerarquía y conoce de fútbol. Tiene una visión clara”.
12 de mayo del 2011

Lo que dijo luego

“No tiene por qué hacer públicas las cosas internas del club, pero si quiere hacerlo es su problema. Las cosas en el club están bien, todos están
tranquilos”.

Lo que dijo Carlos Ischia a su llegada al club

“Me animé a venir por la propuesta deportiva que es buena y la posibilidad económica, que no es de las mejores, pero es buena también”.

“Mis expectativas siempre son las mejores. El Quito es un equipo grande y hay que pensar siempre en lo mejor”.
12 de mayo del 2011

Lo que dijo luego

“No estamos a la altura de lo que  está haciendo el equipo deportivamente. Los incumplimientos, las promesas, la mentira, la documentación y un montón de cosas...”.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)