29 de March de 2012 00:15

El Quito ya sabe cómo sacarle puntos a Emelec en el Capwell

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Aprovechó la primera oportunidad que tuvo. No había aparecido durante todo el partido, pero el técnico Carlos Ischia había decidido mantenerlo en el campo de juego. Matías Alustiza fue anoche el héroe del Deportivo Quito, en Guayaquil.

El delantero argentino marcó el tanto con el que los chullas empataron 2-2 contra Emelec, en el estadio George Capwell. Fidel Martínez, quien había trascendido poco en el cotejo, fue quien empezó la jugada.

“Estoy satisfecho con el rendimiento del equipo. Es difícil remontar un partido que se lo pierde con dos goles de diferencia. El mérito es de los jugadores”, dijo Ischia durante la rueda de prensa posterior al compromiso.

Pero el partido empezó con un susto para los capitalinos. No había transcurrido ni un minuto cuando Emelec marcó el primer gol del partido. El arquero Marcelo Elizaga se levantó del piso y miró desconcertado a su alrededor lo que había ocurrido.

[[OBJECT]]

Lo mismo hizo el defensa Isaac Mina. Él miraba a un costado de la cancha, con los brazos en la cintura. En ese lugar, Wilson Morante celebraba con el resto de sus compañeros.

Emelec no tuvo ayer un juego contundente ante el Deportivo Quito. Pese a eso logró ponerse en ventaja en el marcador. Pudo hacerlo porque el planteamiento táctico y la estrategia del Deportivo Quito fue uno durante el primer tiempo y otro en la etapa complementaria.

Durante los primeros 45 minutos, los chullas permanecieron encerrados en su cancha. Eso le permitió a los locales marcar un segundo tanto, a los 35 minutos, a través del delantero Luciano Figueroa. Pero en la etapa complementaria, el cuadro de la Plaza del Teatro fue un equipo dinámico y peligroso. Gracias a aquello, Isaac Mina descontó en el marcador, a los 48 minutos.

El planteamiento de los azules fue inteligente. Marcaron al cuadro visitante en su propio campo y eso les permitió recuperar la pelota con mayor precisión. Pedro Quiñónez fue determinante en esta labor. Bloqueó a Saritama y así los capitalinos se quedaron sin ideas ofensivas. El juvenil Eddy Corozo fue un débil aporte en la zona de recuperación. Perdió la pelota con frecuencia y no fue preciso en el traslado.

El rendimiento del equipo mantuvo tranquilo al técnico Marcelo Fleitas en la zona técnica. Estuvo la mayor parte del tiempo con los brazos cruzados. Esporádicamente impartió alguna instrucción a sus volantes. Esa misma fue su reacción después del gol de Alustiza.

El DT se hidrató con frecuencia. Sus asistentes le pasaron durante el primer tiempo cinco botellas con agua. Y al final terminó preocupado porque Deportivo Quito ha ganado seis puntos en los últimos cuatro partidos disputados en Guayaquil, desde el 2011.

El contraste se evidenció en Ischia, quien elogió el esfuerzo de su plantel de jugadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)