6 de October de 2013 16:57

PSG ganó el clásico ante Marsella con un hombre menos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El París Saint Germain, jugando con 10 hombres la mayor parte del encuentro, derrotó 2-1 al Marsella (4º) en el estadio del Vélodrome, y alcanzó de nuevo en puntos (21) al líder Mónaco, este domingo cerrando la 9ª fecha del campeonato.

Para los locales anotó de penal el ghanés André Ayew en el minuto 34, en jugada que significó la expulsión del brasileño Thiago Motta en el equipo visitante.

Otro brasileño, Maxwell igualó de cabeza en el 45, y el sueco Zlatan Ibrahimovic, de penal (66) puso el 2-1 para los capitalinos.

Mónaco, también sufriendo, le ganó por 2-1 al Saint-Etienne (7º), el sábado. Y, Lille, que se impuso 3-0 al Ajaccio (17º), está tercero con los mismos puntos (17) que el OM.

Satisfecho, el técnico del PSG, Laurent Blanc, señaló: “hubo mucha emoción, ya también tensión, creo que todos lo vieron. Hubo jugadas que nos complicaron, en una de ellas perdimos un jugador y quedamos con un gol en contra. Pero, a pesar de ello, creíamos que podíamos dar vuelta la situación. Y, así fue... Mostramos solidaridad y coraje”.

La jugada crucial en el primer tiempo llegó en el minuto 34, cuando Thiago Motta rechazó a medias un balón y salió a buscarlo mientras Mathieu Valbuena, del OM, por su parte, también intentaba alcanzarlo.

Ambos llegaron con el pie levantado y el del brasileño dio en la suela del botín del francés. El árbitro señaló el punto de penal y le mostró al sudamericano la tarjeta roja.

La pena podría justificarse al límite puesto que, a pesar de las intenciones similares, el golpe existió, pero la expulsión no pareció pertinente. Ayew ejecutó con mucho acierto la pena máxima.

Con las tribunas del Vélodrome exultantes, esperando un claro dominio local, que se había perfilado desde el comienzo, los papeles se invirtieron y fueron los capitalinos los más ofensivos y con mayor posesión del balón.

Así, a nadie le llamó la atención que sobre el final del parcial, después de que el uruguayo Edinson Cavani, simpre activo en toda la cancha, evitara con técnica y celo que el balón saliera afuera por la línea final marsellesa; su pase hacia atrás fue recuperado por su delantera y, en una combinación en la que participó el sueco Zlatan Ibrahimovic, hubo un centro desde la derecha, y el brasileño Maxwell anotó de cabeza ante la mala salida del arquero Steve Mandanda (1-1, 45) .

Marsella tuvo más ocasiones frente a la valla rival, pero el guardameta italiano del PSG, Salvatore Sirigu, estuvo muy atento y acertado.

Y, en el minuto 66 las cosas cambiaron. Una falta desde atrás del propio André Ayew al brasileño Marquinhos fue considerada penal por al árbitro, e 'Ibra' lo ejecutó con clase.

Después, como era de esperar, los locales se lanzaron al ataque intentando capitalizar el hombre de ventaja en el campo, pero el rival no se amilanó y el encuentro se volvió algo friccionado.

Ibrahimovic y Cavani dejaron el campo de juego, ambos con tarjeta amarilla. El 'Matador' por 'demorar' en salir de la cancha.

Pero nada más pasó y los de Blanc cosecharon tres puntos de oro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)