6 de August de 2013 00:02

Una pelea que perjudica a la Selección

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

¿Cómo será la convivencia entre Pedro Quiñónez y Máximo Banguera en la Selección? Esta interrogante flota en el ambiente, luego de que ambos jugadores protagonizaron el suceso negativo de la sexta fecha en el torneo, en el clásico del Astillero.

Ambos futbolistas forman parte de la nómina de Ecuador que afrontará este 14 de agosto un amistoso ante España, en el estadio Monumental. La disyuntiva nace para el cuerpo técnico de la Tri, que lidiará con este problema y que podría complicar esa convivencia entre los seleccionados.

Armando Osma, quien fue asistente del ex DT de la Tri, Luis Suárez, considera que Rueda "de seguro ya los habrá llamado" para hablar con ellos. Y es que en realidad "una cosa es la Selección y otra es el club", con pesos diferentes.

El actual DT del Macará considera que lo ocurrido entre Quiñónez y Banguera es normal en el fútbol, porque son seres humanos, que reaccionen a estímulos. "Esas peleas se dan porque cada uno defiende lo suyo, de acuerdo a su misión. No creo que haya problemas personales. Y si los hay, considero que el seleccionador los llamará y los hará poner de acuerdo".

[[OBJECT]]

Quiñónez estuvo internado toda la noche en un centro hospitalario en Guayaquil, bajo observación. Recién al mediodía de ayer recibió el alta, sin mostrar complicaciones, aseguró José Arce, uno de los médicos del conjunto eléctrico. "Se hizo una reanimación cardiopulmonar, un gran efecto de reanimación. Se dio por un movimiento brusco de un nervio que se encuentra en la cabeza (…). Pero ahora ya está bien y fuera de peligro", explicó a los medios en Guayaquil.

Su compañero de equipo, Fernando Jiménez, dijo que era "lamentable" lo ocurrido entre ellos, "más si son compañeros de la Selección. No debería darse ese tipo de situaciones".

En Barcelona, en cambio, ningún jugador quiso referirse al tema. Ellos tuvieron la orden de no dialogar con los periodistas, que esperaron en los exteriores del estadio. Incluso, Banguera fue uno de los primeros en abandonar el sitio. En la tarde ofreció una conferencia de prensa, en donde se disculpó por su procedimiento y evitó dar detalles sobre la discusión.

La versión del golero
"Fui un mal perdedor y errar es de humanos, por eso pido disculpas públicamente", dijo Máximo Banguera, en la rueda de prensa de ayer.

[[OBJECT]]

El arquero de Barcelona se disculpará personalmente con Pedro Quiñónez, capitán de Emelec, a quien golpeó una vez concluido el compromiso.

El jugador aceptará la sanción que le imponga la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)