9 de May de 2011 00:00

El ‘Papá’ terminó con 10 hombres en cancha, pero ganó y es líder

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Aucas vence en la Segunda categoría sin que importe el juego bonito. En el equipo dirigido por Alfredo Encalada siempre hay sobresaltos para ganar los partidos ante rivales combativos en la Segunda categoría de Pichincha.

El Real Sociedad es un ejemplo de un equipo aguerrido. Ayer ofreció una dura lucha ante el ‘Papá’, que terminó con 10 jugadores en la cancha por la expulsión de John Jairo Palacios (a los 64’).

El equipo oriental se adelantó a los 30 minutos por su goleador Gustavo Figueroa, quien ya suma cinco anotaciones en el torneo. El ‘Potro’, quien llevó la cinta de capitán, concretó su tanto con un estupendo cabezazo.

Esa conquista levantó de los asientos a la mayoritaria hinchada de Aucas, que llegó al estadio de Sangolquí (se vendieron cerca de 1 500 boletos). Pero la anotación también activó la reacción de Real Sociedad, que tuvo como titular a Juan Francisco Aguinaga, el hermano menor de Álex, ahora DT de Barcelona.

Juan Francisco salió a la cancha como delantero, pese a que antes ha jugado de lateral o volante. Con él, el cuadro de Rumiñahui intentó acercarse al arco defendido por el golero Mario Lozano.

Entre tanto, Aucas insistió en su propuesta de atacar aunque sin claridad. Así, Luis ‘Cocacho’ Macías y Figueroa contaron con opciones de rematar en el área. Pero sus disparos fueron imprecisos.

En cambio, Real Sociedad intentó equiparar la posesión de la pelota y empezó a marcar con más fuerza en el medio campo. Así, el cuadro de Sangolquí propició un contraataque que tuvo como protagonista a Diego Terán. El delantero recibió la pelota, pero definió sin precisión ante Lozano.

Entonces, el trámite del encuentro se volvió cerrado. Los jugadores de ambos conjuntos cometieron faltas fuertes y Jairo Palacios recibió una segunda tarjeta amarilla y fue expulsado por el árbitro Luis Albarracín.

La expulsión animó más a los jugadores de Real Sociedad y a su minoritaria afición. En cambio, los seguidores visitantes empezaron a preocuparse. En el palco, Alfredo Encalada también evidenciaba ansiedad. El estratega oriental vio el juego desde ese sector porque fue sancionado una fecha, por salir tarde a la cancha en el anterior encuentro.

Así, 20 minutos antes de que finalizara el cotejo, Encalada agitó los brazos para que su hijo Andrés Encalada, quien dirigió en la banca, lo regresara a ver.

El DT le pidió a su hijo que ordenara al equipo evitar los contraataques. Luego tomó su teléfono móvil y marcó el número de su heredero para analizar un cambio. ¿Y ahora a quién cambiamos: al ‘Cocacho’ (Macías) o a Figueroa?

El estratega escuchó una respuesta y aprobó la sugerencia. Por ello, salió del campo Figueroa e ingresó Diego Quintanilla.

Fue una decisión acertada. Dos minutos más tarde de haber ingresado, Quintanilla aprovechó un contraataque y marcó el triunfo de 2-0 para su club.

El gol a los 80 minutos liquidó el partido. Así, Aucas, sin jugar bonito pero con eficacia, sumó su sexta victoria y retuvo el liderato de la Segunda categoría de Pichincha. El ‘Papá’ sumó 20 unidades y sigue invicto en su afán de volver a la Primera división.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)