14 de March de 2012 00:03

Un nuevo capítulo de la crisis de 15 años sacude al Barcelona

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Barcelona vive una crisis permanente. Un karma que ha crecido en los últimos 15 años.

La supuesta falta de liquidez que generó el retraso de dos meses y medio de sueldo a los jugadores es solo una de las aristas del déficit económico, acumulado en los últimos 15 años, que se acercaba a los USD 17 000 000 cuando Antonio Noboa asumió la Presidencia del club.

Según el presidente de la Comisión de Fútbol, José Doumet, la cifra exacta se conocerá con la auditoría que realiza la compañía PKF desde agosto del año pasado.

Los resultados de este análisis financiero debieron haberse entregado el 15 de enero pasado, fecha en la que se cumplieron los cinco meses de plazo para finalizar el proceso y darle un diagnóstico al directorio.

Entre las deudas están las indemnizaciones a ex jugadores del club. Estas ascienden a los USD 4 500 000, según los registros de la directiva. Esa misma cantidad le debe la institución a entidades financieras y bancos por préstamos y anticipo de valores.

Barcelona, cuyo presupuesto este año es de USD 8 000 000, acumula cerca de 40 juicios laborales de ex jugadores y ex colaboradores del área administrativa. Entre ellos se encuentran dos que perdieron hace dos semanas y que fueron implantados por el argentino Marcelo ‘Chelo’ Delgado y el colombiano Samuel Vanegas.

Los amarillos deben pagarle a estos dos jugadores USD 477 000 dólares, más el 5% de los gastos judiciales. Esto si no logran que su apelación sea aceptada por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Otros jugadores que le han ganado juicios al club son Guillermo Morigi por USD 116 000, Roberto Trotta USD 132 000 Fabián Arias por USD 180 000.

Pero los pagos pendientes por multas a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), al Servicio de Rentas Internas (SRI) y a Interagua (encargada de las distribución de agua potable en Guayaquil) es la tercer mayor deuda del que tiene el club.

Esta supera los USD 3 000 000, según un balance preliminar realizado por la actual directiva.

Según Doumet, la paralización de los árbitros y la suspensión del clásico del Astillero, generó un problema de liquidez en el club.

“Este tipo de cosas son las que trastocan cualquier planificación financiera”, argumentó el directivo canario, único autorizado para hablar en representación del directorio, ante las ausencias del país de los hermanos Antonio y Luis Noboa.

Las malas administraciones también han sido constantes en Barcelona. Uno de los resultados de aquello es la deuda que aún mantiene el club con la Universidad Católica por la transferencia del defensa Giovanny Nazareno.

La administración de Eduardo Maruri cedió los derechos deportivos del jugador a la ‘Chatolei’, por USD 160 000. Luego el club, en la etapa que presidió Alfonso Harb, lo recompró por USD 1 000 000.

Entre tanto, el malestar entre los jugadores del club se volvió sentir ayer después del entrenamiento del equipo en la cancha sintética de Fedeguayas.

Jairo Campos y el técnico Luis Zubeldía respaldaron al defensa Frickson Erazo. Él dijo el lunes pasado que el club no ha pagado el arriendo del departamento en el que vive y que el dueño le había pedido que lo desocupara.

“Erazo (Frickson ) no tiene por qué sacar plata de su bolsillo para pagar la renta. Ese es uno de los compromisos que adquirió el club. Es normal que se sienta incómodo”, contó Zubeldía.

Campos, por su parte, reveló que Erazo no es el único jugador que ha tenido este tipo de problemas con los dueños de las casas donde viven . Aunque no quiso decir los nombres, aseguró que el malestar dentro de la plantilla es generalizado.

Antonio Noboa tiene previsto llegar hoy a Guayaquil, desde Estados Unidos. El capitán Matías Oyola habló la tarde del lunes con él y, según el jugador, se comprometió a cancelarles los sueldos en el transcurso de la semana. “Me dio su palabra y esperamos que el problema quede resuelto hasta el viernes”, anticipó el ‘Pony’.

Pese a eso, el equipo amarillo se entrenó con normalidad para el partido de este fin de semana anta Macará, en Ambato. Los jugadores esperan que la dirigencia cumpla con el pago de las deudas para decidir si se concentran.


Los seis fichajes millonarios de este año

Jairo Campos
Costo:    USD 400  000 al año
Contrato:  tres años
Posición:  defensa

Frickson   Erazo
Costo:   USD  1  350 000
Contrato:  cuatro años
Posición:  defensa


José Amaya
Costo:    USD 350 000
Contrato:  tres años
Posición: volante


Pablo  Lugüercio
Costo:   USD 500 000
Contrato: 3  años/50%pase
Posición:   delantero


Narciso   Mina
Costo:    USD 300 000
Contrato:  dos años
 Posición:   delantero


José Ayoví
Costo:    USD 150 000
Contrato:   cinco años
Posición:  delantero

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)