28 de December de 2010 00:00

‘No soy ni mandarina ni mandamás’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A Hugo Vélez le encanta el cebiche y el próximo año será padre. El ‘manaba’ dedica todo su tiempo libre a la familia.

¿Es usted una persona romántica: un donjuán o un Rodolfo Valentino?

No mucho, pero trato de siempre pasar con mi esposa (Karen Quiroz). El fútbol no me permite pasar todo el tiempo que quisiera con ella, por las concentraciones y los partidos. Siempre intentamos salir a pasear, a comer, al centro comercial...

¿Cómo la conoció?

La conocí en un colegio, cuando acompañé a un amigo y ahí nos presentaron (sonríe)Ahora ya llevamos 5 años de relación: cuatro de enamorados y uno de casados.

¿Fue difícil conquistarla, cómo lo hizo?

Bueno. No soy muy detallista, pero en ocasiones especiales siempre le llevaba flores, pasaba con ella, le demostraba mi cariño y fue así como nos enamoramos.

Y ahora, ¿en el matrimonio es usted mandarina?

No soy mandarina, pero tampoco me considero un mandamás. Gracias a Dios nos llevamos muy bien y decidimos las cosas juntos. Conversamos bastante para ponernos de acuerdo y, así, hacer las cosas entre los dos.

¿Su esposa, cómo lo mima?

Con la comida. Ella cocina muy rico. Por eso, la comida es lo que un jugador más extraña cuando está lejos de su tierra.

¿Cuál es su plato favorito? 

 

El cebiche de camarón. Pero también me gusta el arroz con pollo y la carne. No puedo dejarlos de lado (risas).

¿En la música qué tal le va, qué ritmos le gustan?

Siempre me ha gustado el reggaetón. Me siento bien escuchando ese tipo de música, pero también escuchó otros ritmos.

¿Cuál es su cantante favorito en el reggaetón?

Don Omar. Disfruto mucho de su estilo, para cantar y vestir.

¿Y en el baile?

También me gusta el reggaetón y la salsa. Bailo esos ritmos.

¿Qué canción baila con su esposa?

Las canciones románticas.

En los ratos libres, ¿cómo se distrae con su esposa?

La verdad acá, en Portoviejo, preferimos estar acostados viendo televisión, pasamos en la piscina y así nos relajamos por todo el trajín (se ríe). Además, ella muy pronto será mamá. Tiene ocho meses de embarazo.

¿Se siente preparado para ser papá?

Estoy muy feliz. Creo que eso es una bendición de Dios, pero también una gran responsabilidad. Ahora tengo que buscar la forma de pasar tiempo con ellas (su esposa y su futura hija) y seguir jugando al fútbol para darles un mejor futuro.

¿Esta noticia cambió en algo sus planes de vida?

Sí, mucho. Desde el día que me enteré que iba a ser papá me propuse como meta esforzarme más, porque ahora tendré que cuidar a mi esposa y a mi hija. Las dos necesitarán mucho de mí. De lo que yo haga dependerá mucho nuestras vidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)