10 de December de 2012 00:03

‘No es lo mismo un cuartel que un equipo’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Sixto Vizuete,  ex DT de El Nacional, analiza   porqué el club rojo está en situación crítica futbolística y financieramente. Apoya la participación civil.

¿Usted fue parte del fracaso?

Yo hice lo que pude con lo que tenía. En mi cabeza pensé muchos nombres para cambiar en la segunda etapa, pero sin los recursos no se pudo hacer nada. Por eso apelé al profesionalismo de los jugadores, los ratifiqué. Sabía que había debilidades. El que no nace para ser líder, no nace. Y el entrenador que venga encontrará lo mismo.

¿No se sintió en desventaja al pelear con los clubes que sí cuentan con refuerzos extranjeros?

El nacionalismo es bueno, pero sin llegar al extremo. El Nacional da mucha ventaja en ese sentido. Ahora no se puede contratar a los mejores jugadores ecuatorianos. Y los buenos que forma los vende muy pronto. Me pasó cuando estuve a cargo de la Selección Sub 20. Sacaron de la concentración a Renato Ibarra para llevarlo a Holanda y hacer el negocio. No les importó ni el país ni el Mundial juvenil. Hablé con el gerente de entonces y me dijo que no le interesaba el Mundial, que solo importaba el dinero para la institución. Pudieron venderlo en un mayor valor luego del torneo.

¿Por qué no pidió otros refuerzos para el equipo?

La nómina que tiene actualmente debe ser apuntalada, porque hay jóvenes talentosos. Pero tienen que ser apoyados con experimentados. Un ejemplo es Fernando León, del Independiente (del Valle), juvenil que ha crecido junto a Édgar Balbuena (paraguayo). Yo nunca tuve el aporte real de experimentados. El club no tiene dinero y por eso no se pudo reforzar. Ahora tienen jugadores que no tienen el nivel para estar en El Nacional.

El presidente Correa cuestionó los títulos en los años de dictadura por el aporte de los militares...

Para establecer un comparativo, cuando el club consiguió sus mayores logros, incluidos los bitricampeonatos, en esos momentos su economía era estable por el aporte de todos los integrantes de la Fuerzas Armadas. A partir de la disposición de que el aporte ya no sea obligatorio empezó a sufrir por el déficit. Además, en un inicio el manejo del club estuvo solo bajo el cargo del Ejército. Cuando decidieron que el liderazgo rotara por la Marina y la Aviación todo se complicó. Siempre existen celos entre ellos.

¿Es decir, los militares no son personas idóneas para liderar un equipo de fútbol?

Quien administre un equipo de fútbol debe saber de qué se trata. No digo que no conocen de fútbol, pero no se puede comparar el administrar un cuartel, una compañía... porque hablamos de otros parámetros. Son coroneles, mayores, etc., pero eso no les da el suficiente conocimiento para liderar un equipo profesional de fútbol, que tiene otra dinámica.

En El Nacional suelen rotar los presidentes de cada rama de la FF.AA. ¿Antes de asumir la Presidencia, el aspirante debería empaparse de los temas de fútbol?

Claro que sí. Hoy los clubes se manejan como empresas en un mundo de negociaciones, transferencias, derechos deportivos, formaciones, aficionados, etc. Es entendible que no estudien gerencia deportiva porque también tienen sus funciones en sus respectivos cargos militares, pero para eso tienen que apoyarse en quienes sí tienen experiencia. Hay muy buenos elementos pasivos, que ya no son militares activos, que pueden dedicarle tiempo y presentar proyectos para beneficio de El Nacional.

Si dice que la eliminación del aporte económico obligatorio complicó al equipo actualmente, ¿sin este, desde el inicio, las campañas del equipo criollo no hubieran sido exitosas?

El Nacional inició como Mariscal Sucre. Los militares se especializaron en la preparación física. Con este antecedente, sus equipos siempre mostraron esos argumentos. Los éxitos que logró se debieron a este aspecto.

Pero sin el aporte económico no hubiera logrado armar la estructura que posee...

Sí, sin ninguna duda. (ndlr: desde el 2007 dejó de recibir el aporte económico obligatorio de los militares). Sin su aporte, considero que El Nacional hubiera desaparecido. Realmente era una ventaja que haya tenido ese dinero. Por eso la directiva pagaba a tiempo los salarios y los premios. Podían solventar fácilmente un equipo. Hoy, sin ese aporte, sumado al excesivo costo de los salarios de los futbolistas, el equipo se complicó.

¿Debería darse paso a que personas civiles lideren el equipo?

Si alguien presenta un proyecto serio los militares no se van a oponer. Cualquier persona puede liderar. Cada lunes veía en las reuniones de la Comisión de Fútbol a ex militares, que ya son civiles, participando. Entonces, sí se puede entregar la Presidencia a un civil, pero mediante votación. Paradójicamente, la idea es buena pero no podría darse porque hay más elementos militares activos que pasivos.

¿Por qué no pensar en extranjeros si los tricolores de jerarquía están afuera y son costosos?

La directiva debería estar trabajando ahora. Hay dos arqueros que pudo fichar: John Jaramillo y Damián Lanza que necesitan ser titulares en un equipo. Están los defensas Geovanny Caicedo y Jefferson Hurtado, en la ofensiva están Pablo Palacios, Walter Iza y Ronald Campos, se puede buscar buenas alternativas... Jacob Murillo, Kenner Arce, otros más. Pero para todo se requiere dinero. Yo acepté el reto porque quiero a El Nacional, pero ningún otro entrenador va a aceptar dirigir sin que le den facilidades ni jugadores. Pero no contratan ni al técnico...

HOJA DE VIDA

Datos personales.  Sixto Rafael Vizuete nació en Guaytacama, Cotopaxi, el 13 de enero de 1961.  

Trayectoria. Dirigió a las selecciones menores de Ecuador y al combinado mayor. Disputó el Mundial Sub 20 de Colombia y estuvo a 1 punto de llegar al Mundial de mayores de Sudáfrica 2010. Dirigió a El Nacional.

Palmarés. Ganó los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil, en el 2007.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)