21 de December de 2010 00:00

‘Aún no me quiero casar porque el matrimonio es algo serio’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

Entrevista a Christian Cordero, volante del Cuenca.

Usted es conocido como ‘El Corcho’ Cordero y por eso lo relacionan con el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero Cueva. ¿Quién lo bautizó con ese apodo?

Soy conocido como ‘El Corcho’ desde que empecé a jugar fútbol en el Colegio Benigno Malo. Mis compañeros me empezaron a llamar así porque estaba de moda ese apodo debido a la presencia de Fernando Cordero en la Alcaldía de Cuenca (1996-2000 y 2000-2004). Me molestaban por tener el mismo apellido.

¿Sabe por qué el apelativo ‘El Corcho’ Cordero?

La verdad no tengo ni idea. Sería de preguntarle al Presidente de la Asamblea Nacional (risas).

¿Los medios de comunicación del país le han relacionado con ‘El Corcho’?

Sí, ciertos canales de televisión se confundían diciendo que soy hijo del ‘Corcho’ Cordero. Pero es nada más por el apellido Cordero, porque ni siquiera he conversado con el verdadero ‘Corcho’.

¿Cómo lo llaman sus familiares o parientes?

Mi familia me dice Santi o Santiago, que es mi segundo nombre.

¿Soltero?

Sí y el menor de mis tres hermanos que ya son casados.

¿Cómo es en su hogar?

Tranquilo. Un hijo que respeta a sus padres y hermanos. Participo en todas las reuniones familiares.

¿Suele ser el hijo que ayuda a su madre en la casa?

Mi cuarto lo tengo bien arreglado y hago algún mandado de mi madre. No me gusta mucho lavar los platos o barrer la casa.

¿Cómo se llama su novia?

Mireya Arias, a quien conocí hace tres años y medio. Somos una buena pareja. La conocí gracias al fútbol, su prima es la enamorada de Jefferson Nájera (delantero del Dep. Cuenca).

¿El matrimonio está cerca?

Aún somos jóvenes, pero no descartamos esa posibilidad. Estoy en esa disyuntiva porque el próximo año tengo que vincularme al Técnico Universitario de Ambato. Allá tengo que tratar de adaptarme a la fuerza.

Para casarse ¿qué falta?

Poco tiempo (sonríe). Por ahora estamos bien así, porque el matrimonio es una decisión seria.

¿Qué suele hacer en sus momentos libres?

No tengo mucho libre porque estudio psicología y estoy en el quinto ciclo de la Universidad Estatal de Cuenca. Me faltan tres ciclos, pero lo voy a suspender por mi viaje a Ambato. Ojalá el sacrificio de dejar a mis padres, mi novia, mis estudios valga la pena. Toda mi vida la he pasado acá.

¿Alguien le ha dicho que se dedique a los estudios?

El ciclo pasado un profesor de la universidad me dijo que escogiera el fútbol o el estudio. No le hice caso y sigo en ambas cosas.

¿Como buen cuencano ha invitado a sus compañeros del Cuenca a comer un plato de papas con cuy?

(Risas). Siempre nos hemos reunido en equipo, pero no he invitado a nadie en particular.

¿A usted le gusta el cuy?

Me encanta, igual el mote pillo.

¿Por qué ciertos jugadores se resisten a comer el cuy?

A quienes dicen que se aparece a la rata y lo relacionan. Pero cuando lo prueban se repiten.

¿Su golosina?

Los helados de nata, los batidos y las galletas Amor.

En Ambato ¿cómo hará para sustituir al mote?

Comeré mucho chocho (risas).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)