6 de February de 2012 00:04

Narciso Mina marcó su primer doblete

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Byron Cano tenía cuatro minutos en la cancha cuando marcó el tanto que le permitió al Deportivo Cuenca empatar momentáneamente (1-1), a los 56 minutos.

Era la primera jugada de ataque en la que participaba el delantero de 21 años, tras recibir un pase del volante Javier Robles. La pelota pasó entre Frickson Erazo y Jairo Campos, los dos defensas centrales de Barcelona, que al final terminó venciendo 3-1 al conjunto azuayo. Antes, a los 4 minutos, Pablo Lugüercio había marcado para los toreros.

El gol de Cano animó al estratega argentino Luis Soler durante el primer tiempo. Lo contrario ocurrió con su compatriota Luis Zubeldía, técnico de Barcelona.

El tanto hizo que el ‘Príncipe’, como se conoce a Zubeldía, se levantara de la banca de suplentes para empezar a gritar, dar indicaciones a sus dirigidos y cuestionar las decisiones del juez central Roddy Zambrano, siempre desde el límite de la zona técnica.

Esto hizo que el árbitro se le acercara para pedirle que se tranquilizara. El llamado de atención fue determinante para el adiestrador, quien evitó los excesos que el año pasado generaron que sea expulsado en seis ocasiones.

Ayer, la expectativa de los más de 40 000 hinchas canarios que acudieron al estadio Monumental, superó significativamente el desempeño del equipo en el campo de juego.

Esto porque, pese a la victoria y a tener uno de los equipos más caros del torneo (el presupuesto del club es USD 8 000 000), el funcionamiento colectivo no justificó dicha inversión.

Esa fue la sensación que Barcelona dejó en sus hinchas, en su debut en el Campeonato Nacional de esta temporada.

Pero Barcelona y su hinchada se han acostumbrado a lograr triunfos sufridos durante estos 14 años que no logra ganar el título nacional. Y fue precisamente eso lo que pasó la tarde de ayer.

El gol de Cano daba esperanzas de un empate a los azuayos. Sin embargo, Narciso Mina marcó, a los 81 minutos, el gol del triunfo para su equipo.

Los ‘morlacos’ se habían resignado a mantener el empate. Eso fue evidente ya que el DT Soler dispuso que se defendieran con ocho jugadores. En ese momento ya el equipo se había quedado con 10 jugadores tras la expulsión del defensa Carlos Castro.

Si el Deportivo Cuenca se encontraba disminuido en ese momento, la expulsión posterior, a los 87 minutos, terminó de desmantelar en defensa al equipo visitante. La muralla de cuatro defensores que planteó Soler se derrumbó y Barcelona supo aprovechar esa superioridad numérica.

Cuatro minutos después de esa expulsión, Mina amplió la ventaja en el marcador. Lo hizo a través de un potente remate de cabeza que superó al arquero argentino Juan Marcelo Ojeda.

Este tanto fue celebrado con mayor euforia por los seguidores toreros. Y es que significaba la definición de una victoria que por momentos estuvo en riesgo.

Según el técnico Soler, las expulsiones de sus dos defensas centrales (Castro y Fuertes) fueron determinantes. “Cuando el árbitro echó a Castro todo lo que habíamos planificado se fue al piso. La expulsión de un defensa se siente más que la de un delantero”, analizó el adiestrador.

Barcelona terminó también el partido con 10 jugadores. Hólger Matamoros recibió, a los 66 minutos, una segunda tarjeta amarilla por una supuesta agresión dictaminada por el árbitro Zambrano, quien fue cuestionado constantemente por los hinchas por sus decisiones en la cancha.

Entre tanto, Zubeldía destacó la reacción de su equipo después del tanto del empate de Cano. “Valoro eso más que los errores que fueron mínimos. El equipo reaccionó y gracias a esa actitud pudimos ganar”, sentenció el estratega argentino.

En la próxima jornada, la segunda del torneo, Barcelona visitará a Técnico Universitario en el estadio Bellavista de Ambato. El Deportivo Cuenca, por su parte, recibirá al Independiente del Valle en el estadio Alejandro Serrano Aguilar.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)