20 de January de 2011 00:00

En El Nacional, titulares y suplentes protagonizaron un juego ‘a finish’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Édison Preciado avanzaba con velocidad por la derecha y se aproximaba con mucho peligro al área. De pronto, el defensa Juan Triviño salió a cortarle el paso. Lo hizo con vehemencia, con tal fortaleza que el ariete salió volando tras recibir el impacto.

Tras mirar la acción, Mario Saralegui, el DT de los criollos, saltó como resorte en la tribuna y paró el partido a los gritos.

“Muchachos..., paren un poquito. Es un partido amistoso eh, que todos somos compañeros”, gritaba el uruguayo, mientras abandonaba la tribuna y se acercaba con los brazos abiertos al filo del área, en donde Preciado aún se retorcía de dolor.

El médico Marcelo Gallardo pasó a toda velocidad al lado suyo. Atendió a Preciado, quien poco a poco se fue incorporando, mientras Triviño le acercaba su mano.

El galeno regresó a la sombra que ofrecía la tribuna, mientras Saralegui decidió mirar el resto del juego entre sus 22 pupilos en el interior de la cancha.

Ayer el equipo titular de El Nacional probó su potencial con los suplentes del club. Inicialmente, estaba previsto que Espoli sea el rival de los ‘puros criollos’, pero el partido no se realizó.

“Finalmente, no quedamos en nada, no estaba claro la situación y por ello permanecimos en Santo Domingo”, le dijo a este Diario Carlos Calderón, el técnico del cuadro policial, que ayer practicó con normalidad en Santo Domingo de los Tsáchilas.

En cambio, Saralegui se lamentaba por no haber jugado el amistoso. “Es siempre mejor jugar contra otro equipo. Aquí todos los jugadores se conocen las ‘mañas’. Sin embargo, la práctica fue muy exigente”, reconocía el DT.

Por el cambio de planes, el cuerpo técnico de los militares decidió evaluar a los jugadores que integran la plantilla profesional. Los titulares usaban camisetas blancas, mientras los suplentes lucían coloridos petos rojos.

Desde el inicio, el ritmo del partido fue intenso. En el equipo titular, Edmundo Zura y Christian Lara, el fichaje estrella de la temporada de los criollos, hicieron dupla en el ataque y sus llegadas eran continuas al arco defendido por otro recién llegado al cuadro militar : Bonard García.

En la práctica de fútbol no había concesiones. “En estos partidos no se regala nada. Todos buscamos un puesto como titulares y la lucha a veces es intensa”, reconoció al final de la práctica, el lateral manabita Hugo Vélez.

Fruto de las continuas fricciones, el ariete Zura tuvo que mirar el segundo tiempo sentado a una orilla de la cancha, por un fuerte golpe en su muslo derecho. Su puesto en el equipo titular fue ocupado por Preciado, quien en el segundo tiempo también sintió el rigor de sus compañeros, que le prodigaron un sinfín de puntapiés en los tobillos.

Al final, El Nacional A, el de los titulares, venció por 3-0, con tantos de ‘Diablo’ Lara, quien jugará este año como media punta con libertades para moverse en el frente de ataque. También anotaron Preciado y el juvenil Rudy Zambrano. Saralegui dijo que su equipo aún está en formación y espera por su mejor forma futbolística.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)