16 de September de 2012 00:02

El ‘Nacho’ sufre por su juego y el enojo de sus seguidores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Nacional pasó de rojo a púrpura. El panorama del cuadro criollo se oscurece más en lo deportivo y administrativo. Reflejo de ello es el repudio de sus hinchas al desempeño de los jugadores en la cancha y a la gestión de los directivos.

El equipo que dirige Sixto Vizuete ayer igualó 1-1 con el Deportivo Cuenca, bajo la protesta de la principal barra criolla, la Marea Roja. Los integrantes de esta agrupación llegaron temprano al estadio Olímpico Atahualpa, pero en un acto de rebeldía no ingresaron y cantaron en el exterior de la general sur.

[[OBJECT]]

“La barra no entra en protesta por la dirigencia y su incapacidad”, indicó la Marea Roja a este Diario, a través de la red social Twitter. Mientras que los cerca de 200 seguidores que decidieron entrar al escenario silbaron a los jugadores, que no lograron vulnerar el ordenado planteamiento del cuadro azuayo.

No era un día para El Nacional, porque el primer tanto (el del Cuenca) llegó por un autogol. Fue en un centro de Miguel Bravo, que Pablo Vásquez cabeceó y que el defensa Johan Gómez introdujo en su arco con mala fortuna, al intentar despejar (74’).

El Cuenca llegó a Quito precedido por su impecable campaña visitando a los equipos capitalinos. El entrenador Luis Soler ordenó que sus dirigidos cerraran los espacios y controlaran a los rojos cerca del medio campo. Y para atacar, se apoyó en la velocidad de Julio Angulo y Miler Castillo por los costados. Ellos fueron empujados por la creatividad de Nicolás Domingo.

De esta manera, aunque El Nacional tuvo la iniciativa y el control de balón, las mejores opciones siempre estuvieron en los pies de los cuencanos. Esto desesperó a Sixto Vizuete, el estratega de los criollos, quien gesticuló en la zona técnica. Este Diario conoció, por una fuente cercana al cuerpo técnico, que el estratega decidiría dejar el equipo al final de la temporada, por la delicada situación económica y administrativa del club militar.

El Nacional dejó de ser esa ‘máquina’ gris y roja que arrinconaba a sus rivales y los sometía. Su último gran año fue el 2006, cuando conquistó su título 13. Ahora es un equipo cuyo color se desluce con el paso de las fechas y cuyo futuro se torna incierto.

Los jugadores se quejaron que están impagos y, según esa fuente, algunos de ellos reclamaron al estratega porque no busca una mediación con la directiva para encontrar una solución a su favor.

A este problema se sumó la ausencia del delantero Juan Luis Anangonó, quien se vinculó hace 15 días al club Argentinos Juniors. El ahora ex ariete militar era el principal referente de ataque, porque anotó ocho tantos con los rojos en esta temporada.

Ante el Cuenca, El Nacional procuró abrir el cerrojo con Edmundo Zura y Juan José Govea. Pero la solidez de los zagueros Carlos Castro, Miguel Paniagua y Gregory González impidió que los corpulentos delanteros criollos se lucieran.

El ingreso de Marcos Caicedo en el segundo tiempo en algo inquietó a la defensa morlaca, por su habilidad y velocidad. Esto sirvió para levantar el drama del espectáculo, pero sin los resultados esperados. El tanto del empate se dio en el 86’, cuando Govea aprovechó un rebote y definió con fortuna entre las piernas de un defensor colorado.

Finalmente, el Cuenca se fue de Quito con otro punto en sus bolsillos y El Nacional aumentó sus interrogantes y enojó aún más a los aficionados militares.

Las alineaciones

El Nacional salió a la cancha con Bonard García; Juan C. Anangonó, John Narváez, Javier Chila, Johan Gómez; Flavio Caicedo, Dennys Quiñónez, Marwin Pita, Bryan Oña; Juan José Govea y Edmundo Zura.

El Cuenca saltó al campo con Marcelo Ojeda; Carlos Castro, Miguel Paniagua, Gregory González; Andrés López, Miguel Bravo, Omar Andrade, Éder Fuertes, Nicolás Domingo; Julio Angulo y Miler Castillo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)