4 de May de 2014 00:01

Los metas locales se abren espacio entre los foráneos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

[[OBJECT]]Siete de los 12 goleros que militan en el fútbol nacional en la actual temporada son ecuatorianos. El resto llegó al país procedente de Argentina, Colombia y Paraguay.

La presencia de guardametas extranjeros es producto, afirma Manuel Dolores Villegas, entrenador de arqueros, de la falta de interés de los directivos por promover talentos desde las divisiones formativas. Algo que no sucede -dice- en la Católica. Según él, allí promueven a todos sus jugadores y da nombres: Manuel Tandazo, Mario Valero, Estefano Aldaz… Jhovanny Ibarra, golero y entrenador del Clan Juvenil, coincide con su compañero, sin embargo rescata la preferencia de Barcelona y Liga de Quito por contratar a goleros nacionales.

Máximo Banguera, 28 años, por ejemplo, custodia el arco canario desde el 2009. Antes estuvieron Paúl Alarcón, José Cevallos y Carlos Morales. Ese último recibió los consejos de Airton Correia de Arruda, más conocido como 'Manga'.

El meta brasileño llegó al país en 1980 y fue uno de los pioneros en la enseñanza de los trucos bajo el arco.

Ahora, los juveniles ecuatorianos Esteban Caicedo (18 años) y John Jairo Mero (19 años) se preparan en Barcelona para en un futuro saltar al plantel de Primera.

En la 'U', en cambio, está Alexander Domínguez, quien sucedió a Cristian Mora y a José Francisco Cevallos.

Ibarra añade que la falta de escuelas de alto rendimiento y la "falta de paciencia" de los directivos también son puntos que juegan en contra de esos futbolistas. Hace una comparación: "cuando Banguera (Máximo) se equivoca le buscan la quinta pata, pero cuando un extranjero falla dicen que son cosas del fútbol".

Villegas hace una pausa y aclara que la presencia de goleros argentinos como Hernán Galíndez, Esteban Dreer… se debe también al talento que posee cada uno de ellos.

"Hernán es un hombre dedicado". Y así lo demuestra en cada entrenamiento.

Galíndez sigue las instrucciones de Villegas y después trasmite ese conocimiento a Rodrigo Perea, el segundo golero de Universidad Católica.

Villegas revela que el golero rosarino llega con ideas nuevas para mejorar su rendimiento. "Y si vienen a aportar, bienvenidos sean".

Intentando cambiar esa realidad, Ibarra, con la complicidad del Clan, inaugurará una escuela en Quito. Hace hincapié en que será de alto rendimiento y que allí se les enseñará los principios más básicos.

Quiere compartir sus conocimientos así como Fernando Maldonado, Francisco Reinoso, Milton Rodríguez y César Ramos lo hicieron con él.

Su idea es formar una camada de goleros para que en un futuro copen todas las plazas de trabajo a escala nacional.

Tal como ocurrió en el 2005, cuando solo dos de los 10 goleros eran internacionales: Javier Klimowicz (D. Cuenca) y Marcelo Elizaga (Emelec).

Curiosamente, esos dos equipos son los que se han caracterizado en la última década por traer goleros extranjeros.

Desde el 2005 han desfilado por Emelec los gauchos Marcelo Elizaga, Javier Klimowicz y Esteban Dreer.

En el Cuenca, en cambio, han participado Klimowicz, Dreer, y Marcelo Ojeda. Este último golero jugó en el campeonato local en el 2012 y 2013.

El Cuenca hizo este año una excepción, por la crisis económica, al contratar al mundialista Christian Mora.

Pero el gusto por contar con guardametas extranjeros también es de los "clubes más chicos", dice Ibarra. Y así lo comprueban las estadísticas.

'U' Catolica, que regresó a la Serie A en el 2013, participa con Galíndez Ese golero jugó los 44 partidos en esa temporada, mientras que en la actual suma 15 cotejos. Rodrigo Perea, tiene apenas uno.

En Ind. del Valle ocurre algo parecido. El paraguayo-ecuatoriano Daniel Azcona es titular en la Serie A desde el 2010, Desde esa temporada hasta la actualidad ha sumado 179 partidos, mientras que Johan Padilla tiene siete encuentros, también juega desde el 2010.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)