6 de July de 2010 00:00

Löw quiere vengar la derrota del 2008

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Erasmia (Sudáfrica).

El técnico de Alemania, Joachim Löw, dijo ayer que quiere vengar la derrota de su equipo en la final de la Eurocopa 2008 ante España. Esto lo dijo al señalar que los ibéricos son favoritos para el duelo de mañana por la semifinal del Mundial.

“Para mí España es el favorito de este Mundial”, señaló Löw en declaraciones a la prensa, a la que reconoció que existe en su selección un cierto “sentimiento de venganza” del 1-0 de la final de la Eurocopa 2008.

“Lo que es impresionante es el comportamiento de grupo de ese equipo, su constancia en los últimos dos o tres años, siempre juegan a un gran nivel y ganan los partidos importantes”, destacó antes de hablar de los españoles que son en su juicio, comparables al argentino Lionel Messi.

“No solamente tienen a un Messi, tienen a varios. En el sector ofensivo, todos son capaces de marcar diferencias. No es un equipo que cometa errores como Inglaterra o Argentina ” , destacó, aludiendo a los goleados rivales germanos de octavos y cuartos de final, por 4-1 y 4-0, respectivamente.

“Tienen muy buenos jugadores. Contra Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Xabi Alonso no es cuestión de ganar individualmente sino de equipo, por lo que necesitamos ganar colectivamente” , agregó, antes de aludir a las estrellas del ataque español.

“Tenemos que evitar que creen ocasiones para David Villa y Fernando Torres” , sostuvo, para luego opinar que España exhibe muchos automatismos en su organización táctica, porque hay muchos jugadores del Barcelona y del Real Madrid, y eso es una ventaja.

“Ya sea ofensivamente y defensivamente, España es un equipo sólido y serio”, aseveró, aunque avisó de la mejoría experimentada por Alemania desde la Eurocopa del 2008.

“Perdimos esa final porque España era, de lejos, el mejor equipo de torneo. Ahora la situación es diferente. Sin ninguna duda, somos más fuertes que en el 2008” , sentenció el seleccionador germano.

Löw también confesó que tiene una cábala: el saco azul que vistió en los triunfos por goleada sobre Inglaterra y Argentina. Löw reveló que el manager del equipo, Oliver Bierhoff; su asistente, Hansi Flick; y el entrenador de arqueros, Andreas Köpke, le forzarán a llevar de nuevo la prenda en la semifinal de mañana en Durban. No le dejarán salir al estadio sin ese saco.

El seleccionador, vestido siempre a la moda y que concede gran importancia a la buena presencia, reveló con una sonrisa: “Y no se me permite ni siquiera que lo lave”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)