21 de December de 2011 00:03

Dos leyendas del balompié se reunieron en la capital

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

José Francisco Cevallos estaba feliz. Pese a haber llegado con casi una hora de retraso a una cita en la Universidad de las Américas, el ex golero de Liga de Quito no dejaba de sonreír. Estaba emocionado, confesó ayer, tras tomar el micrófono y pedir disculpas por la demora.

“En épocas como estas se nos complican las cosas”, argumentó el actual Ministro del Deporte, que llegó vistiendo un terno oscuro y una camisa blanca.

Al auditorio de esa universidad fue convocado para presenciar la inauguración de una escuela socio-deportiva, impulsada por la Fundación Real Madrid, dirigida por Emilio Butragueño, ex delantero de dicho equipo, en el que ahora militan figuras como Cristiano Ronaldo, Kaká...

La primera escuela con fin social llega al país tras un convenio entre la Universidad de las Américas, el Real Madrid y la Fundación Cecilia Rivadeneira. Su objetivo es hacer que niños que padecen de cáncer se diviertan con sus hermanos y padres jugando al fútbol, “uno de los deportes más lindos”, según Butragueño.

La cancha, ubicada en las instalaciones de la universidad, se habilitará el primer domingo del siguiente año, de 09:00 a 12:00, según Juan Carlos Peñafiel, representante de la institución.

Allí, además de jugar con el balón, se enseñarán valores, como el respeto, entrega, dedicación... Los mismos valores que aprenden en el club Real Madrid, que el próximo año cumplirá 110 años.

“Por ahora solo aprenderán tres cosas básicas: entrega, mente positiva y el respeto hacia el técnico, compañeros y rivales”, dijo Butragueño, dirigiéndose a tres pequeños que se acercaron a él, después de decir: “¿quién de ustedes quiere venir un momento hacia acá?”.

En el auditorio, Butragueño se mostró serio, no sonrió. Ni cuando Cevallos dijo que pensar en un partido ante el español no lo habría dejado dormir.

Sin embargo, siempre se mostró muy atento con los niños, invitados y con el Ministro del Deporte. Antes de hablar de la gestión que hace la Fundación Real Madrid en una decena de países, argumentó que la presencia de un ex deportista en un ministerio “le hará bien al deporte de Ecuador”.

Tras apagar los micrófonos, Cevallos y Butragueño se abrazaron, compartieron con niños que vestían el uniforme merengue, regalaron autógrafos y posaron para decenas de cámaras.

Antes de que el ex delantero español viajara a Ambato para cumplir con su agenda, él y Cevallos jugaron un partido de 15 minutos sobre una cancha de césped sintético y ante las miradas curiosas de decenas de estudiantes y padres de los niños que compartieron el balón con las dos figuras.

Para ese partido, Cevallos dejó de lado su elegancia y saltó al gramado con un uniforme con los colores verde y negro, similar al que vistió con Liga (Q), equipo con el que alcanzó la primera Copa Libertadores, en el 2008.

Butragueño hizo lo mismo, pero luciendo un uniforme completamente blanco. Ambos personajes se cambiaron de ropa en los vestidores de la universidad.

Con la ayuda de dos niños, Butragueño salió victorioso del juego, tras derrotar a José Francisco Cevallos. El último, de los tres goles que inflaron sus redes, llegó tras un pase del español.

El cotejo terminó con un penal cobrado por Butragueño y tapado por Cevallos. Al final, el golero regalo los guantes fotografiados.

Sobre las estrellas


Emilio Butragueño  tiene 48 años. Se retiró   del balompié profesional en 1998.  Actualmente es el director de Relaciones  Internacionales  del Club Real Madrid.
El delantero  se formó en las categorías   inferiores del equipo madrileño, hasta 1995. Ese  año se vinculó al  Atlético Celaya,  de México, donde se retiró en 1998.

José Francisco  Cevallos se convirtió en una leyenda del fútbol ecuatoriano, tras alcanzar la Copa  Libertadores, de la mano de Liga Deportiva Universitaria, en el 2008.  Ahora se desempeña como Ministro del Deporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)