24 de December de 2013 00:02

Los 'legionarios' viven las fiestas navideñas junto a sus familiares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los embajadores del fútbol ecuatoriano se alistan para celebrar las fiestas de Navidad y fin de año con sus familias, en el país.

Narciso Mina, por ejemplo, llegó la madrugada del domingo a Tonsupa, en donde compró un departamento.

El delantero, ex-América y ahora en el Atlante mexicano, pasará mañana con su familia de Esmeraldas y recibirá el 2014 en la playa de Tonsupa, en su nueva adquisición. El DT John Cagua le ayudó a conseguir el inmueble y fue él quien le entregó las llaves.

Lo mismo ocurrirá con Carlos Tenorio, ariete que milita en el Vasco da Gama brasileño. Mientas analiza si seguirá en el exterior o volverá a algún club nacional, el delantero también pasará en familia en Esmeraldas.

Y al igual que su coterráneo, Frickson Erazo, hizo obras sociales en algunos barrios de esta ciudad costeña.

Joffre Guerrón, que milita en el Beijing Guoan chino, luego de jugar un partido amistoso benéfico el sábado pasado en Esmeraldas, enseguida viajó a su natal valle de El Chota, para estar con sus familiares y amigos.

El exariete de Liga de Quito fue uno de los primeros en volver a Ecuador, el pasado 4 de diciembre. Visitó a sus amigos en el complejo universitario, participó del cotejo en Esmeraldas y ahora en su natal Ambuquí, se juntó con sus hermanos Hugo y Raúl Guerrón, y sus primos y amigos Geovanny Espinoza, Édison Méndez, Edmundo y Rommel Zura, Omar, Lenin y Erick de Jesús, entre otros. Allí suelen tocar y bailar música bomba en Navidad, pero más el 31 de diciembre.

Pero también hay casos de jugadores que no pueden volver a sus ciudades de origen porque están entrenándose con sus clubes. Fidel Martínez es uno de ellos.

Él está en plena pretemporada con el mexicano Tijuana. Y a pesar de ello, organizó un agasajo navideño para 1 800 niños y niñas de su natal Lago Agrio.

Este evento se dio el sábado y se repartieron juguetes, caramelos y hubo la presentación de artistas y payasos. Los bultos con balones, muñecas, entre otras cosas, sacaron sonrisas. Sus padres Alonso Martínez y Zoraida Tenorio se encargaron del programa con una donación que le costó cerca de USD 20 000.

"No podemos estar con nuestro hijo, pero su bondad, humildad y profesionalismo valen más que todo. Sabemos que lo queremos y él siempre está pendiente de nosotros, sobre todo en esta época. Así es el trabajo", indicó Alonso.

Otros jugadores...

Juan Luis Anangonó y  Joao Plata también están en Ecuador para celebrar la Navidad en casa.

Felipe Caicedo está en Guayaquil y celebró primero con los niños del Guasmo, un sector popular de Guayaquil. El fútbol ruso finalizó y comenzará el próximo año.

Hay casos  como el de Antonio Valencia que vivirá la Navidad y el Año Nuevo en Inglaterra, en donde el torneo continúa, pues se juegan encuentros incluso en las fechas festivas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)