15 de November de 2011 22:57

Las lecciones del triunfo en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
alejandro-ribadeneira

La victoria de la Tricolor sobre la selección peruana deja estas lecciones:

1. Ecuador no fue contundente ante un rival que se escondió. En el balance general, sin el Salve oh Patria como banda sonora, sin distracciones patrióticas que nublen el análisis, el conjunto tricolor apenas generó jugadas de real peligro. Lo bueno fue que esta vez hubo mejor definición y el ataque ganó mucho más con Christian Benítez que con Félix Borja desde el inicio. Ecuador propuso mucho más que el rival y mereció los tres puntos; pero careció de profundidad y ene l primer tiempo apenas hubo desborde. Luis Saritama jugó peor que en duelo de Asunción. La defensa trasmitió mucho nerviosismo en los pocos momentos en que atacó la visita. El equipo aún no encuentra su estado ideal, aunque lo que sí ha recuperado es la actitud.

2. Christian Benítez dio paso a su habitual irresponsabilidad. Otra vez, sin pensar en el equipo, festejó su gol sacándose la camiseta para mostrar la foto de sus parientes. Ese acto de vanidad le costó una amarilla totalmente innecesaria que podría generar conflicto en los próximos partidos. Ego es el otro nombre del ‘Chucho’.


3. ¡El DT Rueda ha tenido emociones! En Ecuador está aprendiendo a festejar los goles. No ha sido tan ‘Iceman’ como se decía en Honduras. Excelente, pues nada es mejor que la calidez de un líder que no se muestra perfecto. Aunque es aún mejor su acierto en los cambios. Antes, Rueda empezaba bien los partidos pero cambiaba y el equipo empeoraba. Ahora, Ecuador arranca mal pero mejora con los cambios. Lo idea es que la Tricolor empiece bien y cierre mejor cada cotejo.


4. Édison Méndez se ha reconvertido en el eje del equipo. En estas dos últimas fechas le cambió la dinámica a la Tricolor y tuvo participación en los goles. Con 32 años y tres eliminatorias a cuestas y fuera de los primeros cotejos amistosos de la era Rueda, el ‘Kinito’ pide espacio para lucirse en un cuarto proceso eliminatorio. Ante Perú jugó mejor que el mismo Antonio Valencia.  El recambio que todos esperan en la Tricolor queda en entredicho si Méndez rinde más que los jóvenes. Por supuesto, debe jugar el que esté apto y en buena forma.


5. Quito genera unos miedos increíbles. Perú no tuvo a los ‘Cuatro Fantásticos’ sino a los once miedosos, encerrados atrás, jugando al cero. El DT Sergio Markarián le echó la culpa a la altitud, y eso que sus jugadores se aclimataron en Arequipa con tiempo y gozaron de una dieta de papa y camote, dizque especial para rendir en Quito. En lugar de comer papas, Markarián debió preguntar a los uruguayos cómo hacen para salir invictos del Atahualpa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)